Hezbolá
Fotografía: AFP
Beirut, Líbano.

El grupo libanés Hezbolá quiere respetar el cese de hostilidades con Israel, establecido por la ONU tras una devastadora guerra en que se enfrentaron en 2006, pero responderá “adecuadamente” a los ataques de Israel, aseguró este martes el líder del movimiento chiita, Hasan Nasralá.

“Para que nadie se preocupe, tenga miedo o se cuestione (…) Líbano respeta la 1701 (resolución de la ONU sobre el cese de hostilidades) y Hezbolá forma parte del gobierno libanés”, aseguró Nasralá.

“Pero será diferente si Israel ataca a Líbano, bombardea (…) o envía drones explosivos“, advirtió Nasralá, en un discurso transmitido en pantallas gigantes ante miles de partidarios reunidos en el sur de Beirut, en la conmemoración religiosa chiita de la Ashura.

El líder del movimiento chiita afirmó que Hezbolá está dispuesto a responder de manera “adecuada” y “bajo cualquier forma”, en caso de ataque israelí contra Líbano.

El grupo anunció el lunes que había derribado en la frontera un dron israelí que penetró en el espacio aéreo libanés.

Israel y Hezbolá aumentaron hace dos semanas las tensiones, marcadas por intercambios de disparos en la frontera el 1 de septiembre, lo que hace temer la reanudación de hostilidades.

La escalada de violencia comenzó cuando dos milicianos de Hezbolá murieron en un bombardeo israelí, el 24 de agosto.

Después de un ataque con drones ocurrido el 25 de agosto en la periferia sur de Beirut, bastión del Hezbolá, y atribuido a Israel, el movimiento chiita había amenazado con derribar todos los drones israelíes que penetraran en territorio libanés.

Peso pesado de la vida política libanesa, Hezbolá es considerado un grupo “terrorista” por Israel y Estados Unidos.

Militarmente es aliado de Teherán y del régimen de Damasco en el conflicto de Siria, donde sus posiciones son frecuentemente objetivo de los bombardeos israelíes.

“Rechazamos todo proyecto de guerra contra la República Islámica de Irán, porque esta guerra inflamará la región y destruirá países y pueblos”, aseguró Nasralá este martes.

La guerra que enfrentó a Israel y Hezbolá devastó Líbano y dejó más de 1,200 muertos del lado libanés, civiles en su mayoría, y 160 en el israelí, fundamentalmente militares.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here