Fotografía: Stefanie Glinski
London, Reino Unido.

La guerra civil que empezó hace cinco años en Sudán del Sur provocó la muerte de 382 mil 900 personas, afirma un estudio publicado este miércoles en Londres, una cifra que supera con mucho las estimaciones anteriores.

El balance de la guerra civil en ese país africano se estimaba hasta ahora en varias decenas de miles de muertos.

Pero el estudio, realizado por la London School of Hygiene and Tropical Medicine por petición del Instituto Americano por la Paz, en asociación con el departamento de Estado de Estados Unidos, presentó datos muy superiores.

Los investigadores contabilizaron tanto las muertes provocadas directamente por la violencia como las que se originaron por el mayor riesgo de enfermedades y el acceso reducido a los servicios de salud.

Y determinaron la cifra de 382.900 personas, una cifra comparable al número de víctimas mortales de la guerra de Siria, estimadas en 360 mil desde el principio del conflicto en 2011.

“La respuesta humanitaria en Sudán del Sur debe reforzarse y todas las partes deben buscar una resolución urgente al conflicto”, afirmaron los investigadores.

Independiente desde 2011, Sudán del Sur se sumió a finales de 2013 en un conflicto provocado por la rivalidad entre el presidente, Salva Kiir, y su entonces vicepresidente, Riek Machar.

Kiir y Machar firmaron el 12 de septiembre un acuerdo de paz durante una cumbre regional en Adís Abeba, en un nuevo intento por poner fin a la guerra civil que dejó además casi cuatro millones de desplazados (de una población de 12 millones) y provocó una grave crisis humanitaria.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here