Gobierno español facilitará el retorno
La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya/Fotografía: EFE/EFE-TV
Madrid, España.

La ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, hizo este miércoles un llamamiento a la calma dirigido a los españoles que se encuentran en el exterior y quieren regresar al país y aseguró que ninguno de ellos se quedará atrás.

“Hay 65.000 españoles no residentes registrados” en los distintos servicios consulares y embajadas, a los que se han enviado más de dos millones de mensajes con recomendaciones, pero también hay “muchos que se van de vacaciones y no se registran”, dijo González Laya en rueda de prensa telemática desde la sede del Ministerio de Exteriores.

La ministra se dirigió a todos ellos para que se pongan en contacto con las embajadas y servicios consultares, que, según remarcó, están a su disposición para acompañarles y ayudarles a un retorno ordenado.

También hay 2.7 millones de españoles residiendo en el extranjero, a los que González Laya pidió que, “a menos que sea esencial”, permanezcan en sus residencias. “Vamos a asegurarnos de que ninguno de vosotros os quedéis atrás”, subrayó.

Para ello, están en funcionamiento más de 200 consulados y embajadas alrededor del mundo, hay más de 4 mil funcionarios españoles movilizados para ayudar a los que quieren volver a España y se han habilitado teléfonos de contacto, operativos las 24 horas, en las embajadas, así como en Madrid (+34 913948900).

El Gobierno español está, además, en contacto con las líneas aéreas para garantizar conexiones que permitan el regreso de los españoles en el exterior y en coordinación con el mecanismo de protección civil europeo, que, según dijo la ministra, “estamos intentando activar” para ayudar al retorno de los nacionales de la UE a sus respectivos países.

“Estamos haciendo criba, dando prioridad a españoles en situación de vulnerabilidad”, así como a niños y a estudiantes, precisó.

La ministra también se dirigió a los extranjeros presentes en territorio español para pedirles “calma, cooperación y que nos ayudéis, respetando las restricciones, a controlar la expansión del coronavirus”. En su caso también aseguró que España está en contacto con las autoridades de los distintos países para organizar, “de manera ordenada”, su retorno.