Gobierno boliviano decreta cuarentena
Fotografía: Aizar Raldes / AFP
La Paz, Bolivia. 

El gobierno interino de Bolivia decretó este sábado una cuarentena total en el país para frenar el contagio del coronavirus, medida que entrará en vigencia a partir del domingo.

“Desde el domingo a las cero horas y por 14 días entra en vigencia la cuarentena total en todo el país. Es una decisión dura pero necesaria para el bien de todos”, dijo la presidenta Jeanine Áñez en un mensaje al país, que registra hasta el momento 19 casos confirmados.

La medida implica que “debemos estar en la casa las 24 horas del día” porque “es el camino para vencer al coronavirus”. Solo una persona por cada familia podrá salir para hacer compras en centros de abastecimiento que atenderán diariamente hasta mediodía.

A partir de este sábado se aplica el cierre de fronteras aéreas y terrestres y fue limitado el transporte interdepartamental de pasajeros. Se prohíbe asimismo la circulación de vehículos públicos y privados, con excepción de aquellos que trasladen suministros.

El anuncio gatilló la masiva presencia de los bolivianos en los mercados zonales y supermercados para aprovisionarse de productos básicos, donde hubo un generalizado aumento en los precios.

Hubo largas filas en los cajeros automáticos para retirar dinero y en las estaciones de servicio para comprar gasolina.

En tanto, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Zamora, aseguró que “el abastecimiento del combustible líquido y de gas para la población está garantizado. No va a existir ninguna falta de combustible”.

En los últimos días, líderes políticos, autoridades regionales, asociaciones médicas e instituciones sumaron sus pedidos para que el gobierno central dispusiera cuarentena total para contener la pandemia.

Sin insumos mínimos 

Bolivia, con 11.5 millones de habitantes, había decretado una cuarentena limitada desde mediados de semana, con medidas como la reducción de la jornada laboral y prohibiciones a la circulación nocturna.

Áñez indicó que en los siguientes días se activarán varias ayudas como el pago de un bono para las familias, rebaja de las tarifas de servicios básicos, la prohibición del corte de luz, agua e Internet y respaldos económicos para las pequeñas y medianas industrias.

Por su parte, los directores del mayor complejo hospitalario público de La Paz emitieron un comunicado reportando la carencia de insumos para enfrentar la pandemia y la falta de preparación del personal médico, lo que cuestiona el contenido de la propaganda oficial que asegura que el país está en condiciones para encarar la emergencia.

“No contamos con los insumos mínimos como gorras, barbijos, botas, lentes, batas, y menos aún con insumos de alta gama como son los medicamentos de terapia intensiva. Nos mandan a la guerra sin armas, nos condenan a luchar en condiciones desfavorables”, advirtió el comunicado.

Como ejemplo, citaron que desde hace dos meses, la unidad de terapia intensiva del Hospital de Clínicas no funciona y está cerrada por falta de recursos humanos calificados. Lamentaron además que el gobierno haya amenazado al personal de salud con despidos y sanciones penales si incumple las disposiciones oficiales.

Previamente al anuncio presidencial, el gobierno suscribió acuerdos con asociaciones de vecinos de la ciudad de El Alto, aledaña a La Paz, que por dos días consecutivos protagonizaron acciones violentas en rechazo a las restricciones a la circulación de personas que impuso el gobierno para prevenir el contagio.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here