Gobierno argentino sueldos obispos tensión Iglesia
Fotografía: Medios
Buenos AiresArgentina.

El gobierno del presidente argentino Mauricio Macri informó sorpresivamente ante el Congreso lo que gasta en sueldos de los religiosos de la Iglesia Católica, revelación que elevó la tensión con las autoridades del culto mayoritario.

Las relaciones se agrietaron en las últimas semanas cuando Macri aceptó abrir un debate parlamentario sobre el aborto legal, seguro y gratuito, aunque él se manifestó contrario a despenalizarlo. Para la Iglesia, oponerse es una cuestión medular de su doctrina.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo el miércoles ante el Congreso que su administración emplea 130 millones de pesos (casi 6,5 millones de dólares) en solventar al clero.

En un hecho que causó impacto en la sociedad, Peña detalló, por ejemplo, que un obispo cobra 46.000 pesos (2.200 dólares) mensuales. El macrismo está empeñado en bajar el déficit fiscal, política que derivó en despidos, ajustes y eliminación de áreas estatales.

Otras millonarias sumas se destinan, además, al respaldo de las escuelas administradas por la Iglesia.

En reacción, el obispo de San Francisco (centro del país), Sergio Buenanueva, dijo el jueves: “Se dice que el Estado sostiene a la Iglesia, pero los que la sostienen somos los católicos”.

La Constitución y varios decretos en Argentina establecen una paulatina separación de Iglesia y Estado, pero se dispone al mismo tiempo el sostenimiento del culto católico romano.

“El Estado hace un aporte de entre el 6% y 7% del total de nuestro presupuesto. Un porcentaje de mi sueldo va a un fondo solidario. Lo demás es para mantener mi casa, comida y vehículo. Lo que queda va al sostenimiento de los gastos ordinarios del obispado”, dijo Buenanueva a la prensa cordobesa.

Los recelos entre el macrismo y la Iglesia se remontan a dos años atrás, luego de la asunción del mandatario, por la negativa del papa Francisco a visitar su país natal con el argumento de que no sería una prenda de unidad en medio de confrontaciones con la oposición por la política social y económica.

El escritor y periodista Sergio Rubín, experto en temas religiosos y autor de una biografía del papa Francisco, escribió en el diario Los Andes: “Si bien los obispos consideran que los montos no son secretos porque son parte de los fondos públicos, el surgimiento de la cuestión ahora forma parte de una nueva maniobra distractiva de los problemas económicos y los cuestionamientos éticos a ciertos funcionarios”.

Rubín se refirió así a problemas de coyuntura como la inflación, las quejas de los industriales por las importaciones y las denuncias sobre cuentas de funcionarios en paraísos fiscales.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here