Gobierno alemán quiere continuar la misión en Afganistán hasta 2021
Fotografía: Ahmad al-atrash - AFP

El Gobierno alemán votó hoy a favor de continuar la misión de las Fuerzas Armadas alemanas (Bundeswehr) en Afganistán por un año más, independientemente de las conversaciones de paz en curso entre Estados Unidos y los talibanes.

La Cámara Baja (Bundestag) debe aprobar aún esta propuesta gubernamental de prórroga del mandato, que caduca el 31 de marzo de este año.

La Bundeswehr participa en la misión de entrenamiento de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) denominada “Resolute Support” (apoyo decidido) en Afganistán. Según el Gobierno, todavía podrían ser enviados hasta mil 300 soldados germanos.

“Los esfuerzos del año pasado abren una perspectiva, aunque frágil, para entrar en las negociaciones de paz intra-afganas. Al mismo tiempo, el trabajo preparatorio necesario también está marcado por estancamientos y reveses temporales”, afirma el documento gubernamental.

El informe detalla que “a pesar de los considerables esfuerzos, las fuerzas de defensa y seguridad nacionales afganas no están todavía en condiciones de proporcionar seguridad en todo el país de manera autosuficiente”.

La ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, y el ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, también escribieron a los grupos parlamentarios del Bundestag para explicar que el nivel de violencia en Afganistán sigue siendo alto.

Añadieron que el hecho de continuar la misión es una contribución a la creación de las condiciones marco para un proceso de paz.

“Es necesario mantener el límite superior de personal que se desplegará con este fin a fin de garantizar la flexibilidad necesaria como nación marco en el norte de Afganistán en vista de la situación actual”, argumentaron los ministros germanos.

La asistencia en materia de capacitación prestada por la Bundeswehr y por otros Estados tiene por objeto hacer que las fuerzas de defensa y seguridad nacionales afganas puedan garantizar por sí mismas la seguridad en el país.

No obstante, las tareas de la Bundeswehr también incluyen el aseguramiento, la protección y, si es necesario, la evacuación de las representaciones alemanas y de las instituciones de la comunidad internacional.

Los detalles del futuro despliegue de la OTAN dependen actualmente de las conversaciones en curso entre Estados Unidos y las milicias talibanes islamistas sobre las formas de llegar a un acuerdo de paz.

Estados Unidos tuvo que reducir recientemente sus expectativas y negociar con los talibanes “una propuesta para una reducción de la violencia de siete días”, según declaró en Bruselas el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper.