Diego Rodríguez Guanajuato
Fotografía: EFE
León, Guanajuato.

El gobernador de Guanajuato, Diego Rodríguez, advirtió este jueves que en la entidad que dirige la ley no estará sujeta a negociación y se va aplicar con rigurosidad.

Desde el lunes, fuerzas de seguridad iniciaron un fuerte operativo en el estado para capturar a José Antonio Yépez, “El Marro”, líder del robo de combustible en la región, delito que produce multimillonarias pérdidas para Pemex.

“Debemos arrebatar el control de territorios a los delincuentes como lo hicimos la semana pasada, tenemos que hacer valer el Estado de Derecho (en la entidad) tenemos que reconstruir el tejido social”, dijo Rodríguez al presentar su primer informe como mandatario estatal.

“Aquí la ley no se va negociar, se va aplicar a rajatabla”, añadió.

Explicó que en “poco meses”, llegó al puesto el 26 de septiembre de 2018, replanteó la estrategia de seguridad en la cual ha estado avanzando “el siguiente paso será instrumentar más acciones conjuntas para fortalecer el trabajo entre corporaciones, nuestra mejor defensa contra el crimen”.

El operativo en busca del capo provocó que en varios municipios de este estado -uno de los más violentos del país- se produjeran, en días anteriores, bloqueos carreteros con vehículos quemados para impedir la detención del capo, que lidera al llamado cártel de Santa Rosa de Lima.

Por ese operativo, Rodríguez agradeció al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por el apoyo de las fuerzas federales para desarticular al cártel Santa Rosa de Lima, y se declaró listo para trabajar con la Guardia Nacional.

El mandatario estatal consideró como significativo el caso de Santa Rosa de Lima “porque no fue un operativo para detener un objetivo o catear algún domicilio, es parte de la solución del problema; el motivo es restituir el Estado de Derecho, llegamos para quedarnos y nos vamos a quedar de manera permanente”.

Anticipó que en la Santa Rosa de Lima se construirá la unidad académica de la policía estatal.

En esa comunidad la madrugada del lunes mil miembros de las fuerzas mexicanas, incluyendo a integrantes de la Marina, irrumpieron para restablecer el orden y capturar a integrantes del cártel local y aunque hasta el momento han detenido a siete integrantes del cártel, Yépez no ha sido detenido.

“Este operativo fue contundente, no se ha disparado una sola bala”, expresó el mandatario en su discurso, mientras pidió a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien asistió al evento en representación de López Obrador, trasmitirle el mensaje de que Guanajuato “está listo para recibir a la Guardia Nacional”, un cuerpo de seguridad pública de México, con una dirección militar.

Precisamente, López Obrador, quien visitará el viernes la ciudad de León, Guanajuato, será custodiado por militares.

Este día, el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, dijo a medios que los delincuentes huyeron de la región pero las autoridades están sobre ellos.

“Es frecuente el desplazamiento geográfico de algunos de estos criminales, sin embargo, se están siguiendo sus movimientos y creo que estamos próximos a tener un éxito total en el operativo, están perfectamente ubicados, es cosa de avanzar en el operativo para lograr el objetivo”, dijo Durazo.