Fotografía: AFP

TurínItalia

Cariño, afecto y respeto; exactamente lo que había pedido. Gianluigi Buffon se despidió este sábado de los hinchas de la Juventus tras 17 temporadas ante un público que le dedicó una sobria despedida, haciendo soltar alguna lágrima al mítico arquero, que dio la vuelta de honor al estadio tras ser sustituido en la segunda parte.

Buffon decidió marcharse al ‘estilo Del Piero’ en lugar del hacerlo a lo Totti. Tal como hizo el gran delantero juventino en 2012, el arquero saludó al público antes de dar la vuelta al Juventus Stadium, pese a que aún restaban 20 minutos del partido contra el Hellas Verona (victoria 2-1) que acabó con la celebración del séptimo título consecutivo del equipo de Turín.

Cubierto por bufandas ofrecidas por los hinchas y empapado por le lluvia, el legendario arquero se pudo entonces secar las lágrimas derramadas cuando abandonó la cancha, a los 17 minutos de la segunda parte.

“Quiero vivir esta jornada normalmente. No pido nada, salvo lo que ya he tenido: cariño, afecto y respeto. El resto no lo necesito. De niño no me gustaban los cumpleaños ni ser el centro de atención”, advirtió Buffon el jueves al anunciar su marcha de la Juventus.

Después, Buffon saludó a cada uno de sus compañeros, con un abrazo especial para el que está llamado a ser su sucesor, el polaco Wojciech Szczesny, y se situó bajo los palos por última vez con la camiseta ‘bianconera’.

El público ovacionó cada una de sus intervenciones hasta que fue sustituido en el minuto 63 por Carlo Pinsoglio, ganándose en ese momento la aclamación y el reconocimiento del público de Turín, que se despidió de uno de sus emblemas más queridos de su historia.

Ahora le queda a Buffon decidir su futuro: ¿Con traje en la Juventus, la Federación Italiana o incluso la FIFA o con pantalón corto en algún otro club como el París SG?

“A cierta edad aprovechas realmente de lo que haces. Aprovechas a fondo esta manera de vivir porque sabes que después será más difícil encontrar este tipo de felicidad en tu vida, estas alegrías brutales. Claro que se puede ser feliz en familia, con los hijos, pero no es la misma alegría que ganar trofeos”, añadió.

Con su último partido, Buffon jugó el número 656 con la Juventus, club al que llegó en 2001 procedente del Parma. Y ganó nueve Scudettos y cuatro dobletes consecutivos en las últimas cuatro temporadas.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here