Adriana González Plácido Domingo
Fotografía: Ópera actual
Madrid, España.

La guatemalteca Adriana González, ganadora de la última edición de Operalia, el concurso para jóvenes cantantes que fundó Plácido Domingo en 1993, subrayó hoy martes en declaraciones a EFE el trato “respetuoso” del tenor con ella y con todos los candidatos: “nada de acoso ni nada de nada”.

Ocho cantantes y una bailarina, todas de forma anónima excepto la mezzosoprano Patricia Wulf, declararon a la agencia Associated Press (AP) que Domingo las sometió a acoso sexual en la década de los 80, a lo que el tenor ha respondido que “siempre” creyó que sus relaciones eran “consensuadas y bienvenidas” aunque lamenta si “alguien” se sintió “incomodado” o “trastornado” por ellas.

González, que se presentaba por primera vez al concurso que creó Domingo, indicó a preguntas de EFE al respecto que el artista fue “muy gentil” con ella y con el resto de candidatos con quienes compartió el certamen “en todo momento”.

“No sé de su pasado. No sé qué haya hecho. A quien conocí en Praga -donde se celebró el 26 de julio la final de la 27 edición de Operalia- es a una persona totalmente dedicada al arte y a la música”, precisó en referencia a Domingo.

“Él fue la única persona que estuvo en la sala al ciento por ciento en todo momento, dando instrucciones o dirigiendo al mismo tiempo. Solo la experiencia que he tenido esos días ya merece la pena”.

En su opinión, una persona “con casi 80 años -en enero hará 79- con su presencia, su energía y dedicación” merece “mucho respeto”.

“Solo nos dio buenos consejos, fue muy amable y abierto y jamás se impuso”, añadió sobre el asunto.

Fernández cree que ganó Operalia, dotado con 30 mil dólares para el primer premio, porque escogió un repertorio que iba “muy bien” a su voz y porque trató de ser “lo más honesta posible”.

En los cuartos de final del concurso, del que han salido Joseph Calleja, Rolando Villazón o Sonya Yoncheva, interpretó el aria de Liu, de la ópera “Turandot”, el de Micaela, de “Carmen”, y la zarzuela “La Petenera” y para la final el aria de Julieta de Gounod.

“Nunca se me había pasado por la mente presentarme hasta que varios amigos me animaron. Se que este es el momento de hacer otras cosas y Domingo ha hecho las carreras de muchas personas”, explicó.

Su deseo a partir de ahora es cantar en diferentes teatros del mundo y explorar repertorios como los que eligió para el concurso: “tener trabajo ya es un logro en sí mismo”, dijo la cantante, una excepción en un país en el que no hay ningún teatro de ópera ni tradición lírica aunque los últimos tiempos han emergido cantantes como Mario Chang, que ganó Operalia en 2014, o Ana Isabel Lazo.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here