París, Francia.

Francia instó el martes a sus ciudadanos a ser cautelosos y evitar las manifestaciones en los países musulmanes en contra de la publicación de caricaturas del profeta Mahoma.

Musulmanes de todo el mundo han reaccionado con enojo ante la defensa del presidente Emmanuel Macron a difundir caricaturas tras el asesinato de un profesor, decapitado en un ataque islamista por mostrar algunos de estos dibujos en clase.

Decenas de miles de personas participaron el martes en una protesta contra Francia en Bangladés, mientras que en Siria manifestantes quemaron retratos de Macron y en Libia quemaron banderas francesas.

“Es aconsejable evitar las zonas donde se celebran manifestaciones, mantenerse alejado de las reuniones y seguir las orientaciones de la embajada”, dijo el ministerio de Relaciones Exteriores francés en su sitio web.

“Se recomienda estar muy atento, especialmente cuando se viaja, y en los lugares frecuentados por turistas y comunidades de expatriados”.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha encabezado la acusación contra Macron, respaldando los llamamientos del mundo islámico para boicotear los productos franceses.

Las representaciones del profeta Mahoma son consideradas ofensivas por muchos musulmanes, pero en Francia esas caricaturas se han convertido en sinónimo de libertad de expresión y de la tradición laica que se remonta a la Revolución.

Tras el asesinato del profesor Samuel Paty, Macron prometió que el país “no renunciará a las caricaturas”.