Ferrari felicita Schumacher exposición
Fotografía: @MuseoFerrari
Milán, Italia.

El fabricante de automóviles de lujo italiano Ferrari revisó este lunes nuevamente a la baja sus pronósticos para 2020, a causa de la pandemia de coronavirus.

La marca ya lo había hecho a principios de mayo.

Ahora prevé una facturación de más de 3 mil 400 millones de euros, frente a una horquilla entre 3 mil 400 y 3 mil 600 millones en mayo, y más de 4 mil 100 millones antes del estallido de la pandemia de covid-19.

Entre otros objetivos, prevé un índice Ebitda (Earnings Before Interest Taxes Depreciation and Amortization) entre mil 75 y mil 125 millones de euros, contra mil 50 a mil 200 millones en mayo y entre mil 380 y mil 430 millones antes de la crisis sanitaria.

La marca del “cavallino rampante” sufrió un colapso de sus ganancias netas en torno al 95% en el segundo trimestre y se redujeron a 9 millones de euros, por el coronavirus.

Las entregas de coches se redujeron a la mitad en comparación con 2019, con 1.389 automóviles librados.

Este descenso, se explica en parte por el cese de la producción durante 7 semanas, entre marzo y principios de mayo en las fábricas de Maranello y Módena (norte de Italia), y a la distribución en todo el mundo, a causa de las medidas de confinamiento tomadas para intentar contener la propagación del coronavirus.

El grupo ya había advertido en mayo que la crisis sanitaria “tendría un impacto sobre todo en los resultados del segundo trimestre”, tras una caída del 8% de su beneficio neto, y del 1% de su facturación durante el primero del año.