Argentina
Fotografía: Juan Mabromata - AFP
Buenos Aires, Argentina.

El opositor Alberto Fernández, favorito en los sondeos para las presidenciales del 27 de octubre, lanzó este lunes un plan para enfrentar el hambre en Argentina, país productor de alimentos, donde la pobreza trepó a 35.4%.

“No es posible que en el país del trigo, el país de las vacas, (el precio) el pan y la leche no paren de subir y falten en la mesa de los argentinos. Lo primero que hay que ‘reperfilar’ son los precios de la canasta de alimentos, para que todos tengan acceso a ella”, dijo Fernández, candidato presidencial por el peronismo de centro-izquierda.

El gobierno del liberal Mauricio Macri, quien busca su reelección, planteó en septiembre negociaciones para reperfilar (alargar los plazos de vencimientos) la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le otorgó en 2018 un préstamo por unos 57 mil millones de dólares a cambio de un programa de fuerte ajuste fiscal, así como con bonistas.

“Tenemos que tener vergüenza. Decimos ser el país que produce alimentos para 400 millones de personas y no podemos alimentar a 15 millones de personas que están en situación de pobreza”, afirmó Fernández al presentar el programa “Argentina contra el hambre”, que prometió poner en marcha en caso de ser electo.

En un acto en los jardines de la facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, Fernández propuso unir al Estado, las empresas y las organizaciones de la economía popular en un Consejo federal, con el objetivo de bajar los precios de la canasta básica, aplicar una política alimentaria para todo el país e implementar una tarjeta para sectores vulnerables.

Empujada por la fuerte depreciación del peso y la inflación indomable que se estima llegará a 55% este año, la canasta de alimentos está valuada en unos 14,000 pesos (234 dólares) para una familia de cinco personas, 59% más que en agosto de 2018, muy superior al aumento de salarios.

El titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, anticipó que las empresas del sector acompañarán la iniciativa y podrían colaborar con la donación del 1% de su producción.

La pobreza en Argentina aumentó de 32.0% a 35.4% entre el segundo semestre de 2018 y el primero de este año, el nivel más alto desde el colapso de la economía en 2001. En el Gran Buenos Aires, (la periferia de la capital), la zona más poblada, la pobreza supera el 34.8%, según el instituto de estadísticas Indec.

El índice de indigencia, que mide dentro de la pobreza a quienes no pueden satisfacer sus necesidades mínimas de ningún tipo, aumentó de 6.7% a 7.7% en igual período, entre el segundo semestre de 2018 y el primero de 2019.