maíz oaxaca
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) trabaja con el estado mexicano de Oaxaca para ayudar a pequeños productores de maíz a insertarse en mercados de comercialización, informó este viernes en un boletín.

Ambas instituciones, el Gobierno estatal y la FAO, colaboran para establecer una política pública que permita a las familias que siembran maíz llegar al mercado y no solo comercializar el grano, sino también productos finales, tales como tostadas, tortillas o harina, para ofrecer un valor agregado.

Para conseguir ese propósito, la FAO llevó a cabo una gira de intercambio de “experiencias en torno a la producción y comercialización de maíces criollos” coordinada por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura de Oaxaca (Sedapa).

Oaxaca, estado del sur de México, es la entidad federativa con mayor variedad de maíz nativo, ya que dentro de sus fronteras se siembran 35 de las 59 razas nativas de este grano registradas en la República.

“La pequeña producción familiar es una pieza fundamental en la custodia del maíz nativo, y es este mismo cuidado y producción, a través del valor agregado y aprovechamiento del maíz, el que permiten el mejoramiento de las condiciones de vida de quienes viven de la agricultura a pequeña escala”, recuerda la FAO.

El organismo internacional cree que la tendencia social es dirigirse “hacia un consumo más responsable” y por ello emplaza a cuidar la pequeña agricultura, ya que tiene un rol “fundamental” al ofrecer a los consumidores “alimentos saludable, nutritivos, frescos y, sobre todo, producidos de forma local”.

Hasta el momento, en el marco de esta colaboración, se han sistematizado 22 experiencias de productores oaxaqueños que han logrado establecer vínculos directos de comercialización de sus productos.

Estos campesinos, a través del programa piloto conjunto entre la FAO y la Sedapa, compartieron sus experiencias y prácticas con otros productores de la zona para servir de referencia en el aprovechamiento de los mercados regionales y estatales a la hora de dar salida a sus productos.