homenaje Michael Jackson
Fotografía: Agustin Paullier - AFP
Los Ángeles, Estados Unidos.

Los fanáticos de Michael Jackson se preparan para conmemorar el décimo aniversario de la muerte del “rey del pop”, que sigue siendo un imán comercial a pesar de las denuncias por abuso sexual a niños de las que ha sido objeto.

En el Paseo de la Fama de Hollywood, la estrella del cantante continúa atrayendo a una multitud constante de turistas que se hacen selfies, mientras que las tiendas de recuerdos cercanas, los artistas callejeros y los salones de tatuajes reconocen seguir haciendo buenos negocios con la figura de Jackson.

Al otro lado de la calle, en el Museo Ripley, una estatua del cantante está estratégicamente colocada para atraer a los turistas.

El personal de Madame Tussauds también dice que la estatua de cera de Jackson continúa siendo una gran atracción.

El documental de HBO “Leaving Neverland”, difundido a principios de este año, señala sin embargo que -solo a unas pocas horas en auto del corazón de Hollywood- Jackson se valió de su celebridad y su glamour para acosar a jóvenes en su rancho de cuento de hadas.

Si bien la mayoría de los fanáticos que hablaron con la AFP estaban al tanto del documental, su adoración por el autor de “Thriller” no sólo no ha decrecido sino que ha aumentado.

“Vine aquí solo por él. No me tomo fotos con ninguna otra estrella”, dijo el turista holandés Hooman Nazemi.

“Algunas de las cosas que decían en el documental eran fuertes, pero no puedes decir que el 100% sea cierto … simplemente lo amo. Y creo que todos lo amamos”, afirmó.

Antoine Baynes, de 31 años, un imitador de Jackson que recorre las calles de Hollywood Boulevard, coincide en que las acusaciones no han logrado mermar el gusto por Jackson, más bien todo lo contrario.

“Después de que salió el especial de HBO, recibí tanta atención, si no más, que antes. Le dio incluso cierta publicidad”, dijo.

“¡Tengo dos bodas este domingo en las que haré de Michael Jackson!”.

– “Rally de amor” –

El documental de HBO recoge el testimonio de dos hombres que dicen haber sido sexualmente abusados por el cantante durante años cuando eran menores de edad.

No fueron las primeras denuncias en ese sentido, pero reavivaron el escándalo, que persiguió a Jackson hasta su muerte, en 2009, a los 50 años, por sobredosis de drogas.

En su momento, Jackson negó todas las acusaciones y sus deudos presentaron una demanda contra HBO por 100 millones de dólares por “difamaciones póstumas”.

El martes, día del aniversario de la muerte de la estrella, fanáticos de todo el mundo realizarán un “MJ Innocent Love Rally” en Hollywood, ante su estrella en el Paseo de la Fama.

Otros eventos incluyen un “baile de zombies” en Venice Beach y proyecciones de películas de homenaje realizadas por admiradores.

Aquellos que no puedan asistir están invitados a donar dinero para una ceremonia anual de colocación de rosas en la tumba de Jackson en el cercano cementerio Forest Lawn.

Los organizadores de la ceremonia comentaron en Twitter que este año han recaudado dinero para la compra de 18 mil rosas, un récord.

Sin embargo, en las redes sociales se nota un muy bajo nivel de entusiasmo por la conmemoración y la revista Variety informó que las cadenas de televisión han eliminado de su programación los programas de homenaje planificados tiempo atrás.

De todas maneras, la influencia comercial de Jackson sigue siendo considerable.

Camisetas, llaveros y posavasos con la imagen del cantante permanecen en exhibición en las tiendas para turistas de Hollywood que bordean el bulevar, solo superadas en número por las imágenes de Elvis Presley y Marilyn Monroe.

Apenas una de una docena de esas tiendas visitadas por la AFP había retirado los recuerdos de Jackson de sus estantes, citando una caída del interés por la estrella.

Pero para algunos fanáticos todo terreno un souvenir desechable no es suficiente.

“Hay gente que pide que le hagamos la silueta de Jackson, con su sombrero, a veces con su firma”, dijo el tatuador John López. “Tal vez sean cinco o seis por año, y este año no es diferente”.