Expresidentes piden al G20 fondos
Fotografía: EFE/ Chema Moya (Referencial)
Londres, Reino Unido.

Un grupo de 165 antiguos responsables políticos y de instituciones multilaterales, entre ellos 92 expresidentes y ex primeros ministros, ha urgido al G20 a aprobar financiación colectiva e iniciar acciones coordinadas urgentes para luchar contra la pandemia de COVID-19.

En una carta abierta, esos antiguos dirigentes reclaman la aprobación inmediata de un fondo de emergencia sanitaria de 8 mil millones de dólares (7 mil 335 millones de euros) para prevenir una segunda oleada de la pandemia.

Esos fondos servirían para impulsar rápidamente los esfuerzos con el fin de obtener una vacuna contra el coronavirus, así como para investigar tratamientos terapéuticos.

Piden asimismo que se condonen los pagos de intereses de deuda a los países más pobres, al considerar que una “coordinación fiscal global” es esencial para evitar que la “recesión” se convierta en una “depresión”.

Sin un apoyo urgente, es posible que se registren 1.2 millones de muertes en los países más pobres de África y Asia, indica el texto, que subraya que “la emergencia económica no se resolverá hasta que se arregle la emergencia sanitaria”.

Ante ese escenario, reclaman asimismo 35 mil millones de dólares adicionales para respaldar a los países con sistemas sanitarios más debilitados y una población especialmente expuesta a los riesgos de la pandemia.

Entre los firmantes se encuentran los ex primeros ministros británicos Gordon Brown, Tony Blair y John Major, así como los antiguos presidentes del Gobierno español Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

También está incluida la antigua ministra de Exteriores española Ana Palacio, los expresidentes de la Comisión Europea Romano Prodi y José Manuel Durao Barroso, así como otros antiguos mandatarios europeos.

El expresidente de Chile Ricardo Lagos, el de Colombia Andrés Pastrana, el de México Ernesto Zedillo y el de Ecuador Lucio Gutiérrez se encuentran asimismo entre los firmantes, junto al antiguo secretario general de la ONU Ban Ki-Moon.