Exposición concienciar población vaquita marina
Fotografía: @UNAM_MX
Ciudad de México, México.

La exposición multimedia “Vaquita Marina entre redes: Una historia que no debe repetirse” se inauguró hoy con el propósito de sensibilizar a la población sobre esta especie endémica de México y al borde de la extinción con menos de 30 ejemplares.

En el Universum, Museo de las Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se instaló una recreación del ambiente marino en el que resalta un esqueleto real de vaquita y un “videomaping” con 30 esculturas de fibra de vidrio natural del mamífero en el que se narra cómo su población fue disminuyendo.

La muestra incluye explicaciones multimedia y la exhibición de anclas, boyas y redes para pescar al pez totoaba, en las que habitualmente queda atrapado el cetáceo, siendo esta su principal causa de muerte.

La vaquita marina es endémica del Golfo de California y recientemente el Gobierno de México declaró ilegales las redes de pesca de totoaba y decretó la creación de una zona de protección especial para este mamífero marino.

El buche de la totoaba se cotiza en miles de dólares el kilo y su demanda en el mercado asiático es alta por sus supuestas propiedades afrodisiacas, lo que genera una explotación ilegal en perjuicio de la vaquita.

El director general de divulgación de la ciencia de la UNAM, César Augusto Domínguez, destacó que la exposición pone en la palestra el tema de la extinción masiva de especies.

Por ello, enfatizó que, en los últimos 4 mil millones de años, la Tierra ha experimentado cinco grandes extinciones que casi acabaron con la vida y ahora, fruto de la actividad humana, se está viviendo una sexta extinción.

“Hoy, nosotros, los humanos, una sola especie de las casi 10 millones que se calculan, monopoliza el 25 por ciento de la productividad primaria neta del planeta y ha incrementado la tasa de extinción en al menos dos órdenes de magnitud”, dijo.

Por este motivo es que la exposición busca dar un mensaje esperanzador a los visitantes y despertar su conciencia, haciéndoles ver que pueden llevarse a cabo acciones para detener esta situación.

“Es probable que la vaquita esté formada en uno de los primeros lugares del camino a la extinción. No olvidemos que la fila es larga y otros animales y plantas igualmente importantes están ya en la línea de ese triste camino. Sigamos el ejemplo de esta exposición y sumemos esfuerzos para heredar un mundo mejor”, acotó Domínguez.

En esta línea, el director operativo del Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, Diego Ruiz, coincidió con Domínguez en que se trata de “una problemática grave” de la cual el ser humano es culpable.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el próximo 30 de septiembre.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here