Fotografía: EFE - Sáshenka Gutiérrez
Guadalajara, Jalisco.

Con motivo de la Semana Mundial de Lactancia Materna, que se lleva a cabo del 1 al 7 de agosto, el Instituto Mexicano del Seguro Social explicó lo que sucede en su banco.

Es para el manejo de la leche que las madres entregan principalmente para sus bebés hospitalizados.

Para ello, son capacitadas en el lavado de senos y manos, además de la extracción de la leche ya sea manual o mediante un aparato.

Para facilitar el flujo las mamás realizan masajes para mayor producción en los primeros días después del parto. La extraen y la vierten en un contenedor.

Luego la colocan en un frasco, escriben su nombre, el número de cama del bebé y el horario de extracción.

Cuando se trata de una donación esta leche lleva un proceso de pasteurización. Puede ser el caso de una mamá que tiene un excedente para otros bebés.

A la donadora le practican exámenes, además de aplicarle un cuestionario. Fumadoras, mujeres con tatuajes, transfusiones o que consumen psicotrópicos no pueden donar, aclaró la jefa del Departamento de Nutrición y responsable del Banco de Leche Materna del Hospital de Ginecología y Obstetricia No. 4 “Dr. Luis Castelazo Ayala.

Celeste Hernández fue hospitalizada por preeclamsia, luego de que nació su hijo Ian Uriel ella salió del hospital a las dos semanas, pero él permaneció internado 84 días.

Por ello, cuando Ian fue dado de alta, ella donó 30 litros para beneficiar a 11 bebés en el hospital. Dos de ellos de madres con COVID-19, quienes estaban en resguardo domiciliario y por ello tenían dificultad de enviar leche materna para los niños.

A pesar de la pandemia, aumentó la productividad en la recolección de Leche Materna al pasar de 136 a 161 litros mensuales.

Redacción: Elizabeth Ortiz