Pemex
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

La Fiscalía General de México advirtió este miércoles que el exdirector de Pemex Emilio Lozoya deberá comparecer ante la Justicia, pese a la suspensión de la orden de captura en su contra, por la compraventa irregular de una planta de fertilizantes en 2013.

“La suspensión lo obliga a comparecer y a ponerse, en un lapso de tres días hábiles, a disposición de dicha autoridad judicial que emitió la orden de aprehensión”, informó la Fiscalía en un boletín en el que no precisó los cargos que enfrenta el exfuncionario.

Lozoya es acusado por la compra de una planta de fertilizantes con un sobreprecio de casi 500 millones de dólares que se hizo cuando dirigía Pemex (2012-2016) al dueño de la empresa Altos Hornos de México (Ahmsa).

El dueño de Ahmsa, Alonso Ancira, está detenido en España con fines de extradición con relación a los cargos contra el exdirector de Pemex.

Un juez le concedió este miércoles a Lozoya la suspensión definitiva de la orden de captura en su contra hasta que se resuelva un juicio de amparo interpuesto, “por no tratarse de un delito que amerite prisión preventiva oficiosa”.

La Fiscalía sostuvo que esta suspensión y la que se otorgó a su hermana Gilda Lozoya, involucrada en el caso, implica también que el acusado debe presentarse todos los lunes en el juzgado de amparo para firmar un registro.

Lozoya además está obligado a comparecer “tantas y cuantas veces sea citado o requerido”, precisó la Fiscalía.

La acusación contra Lozoya, quien ya fue inhabilitado para ocupar cargos públicos por 10 años por el mismo caso, es la primera por un caso de corrupción que hace contra la Administración anterior, del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Lozoya también está bajo investigación por presuntamente haber recibido 10 millones de dólares en sobornos de la empresa brasileña Odebrecht.