evacuan residentes Los Ángeles
Fotografía: Etienne Laurent - EPA - EFE
Los Ángeles, California.

Cerca de 10 mil residentes de un exclusivo barrio de Los Ángeles, entre ellos el jugador de la NBA Lebron James, fueron evacuados esta madrugada de sus viviendas ante la amenaza de un nuevo incendio forestal en California, estado que combate los numerosos fuegos que asolan el estado de norte a sur.

El incendio, bautizado como Getty por su proximidad con el museo The Getty Center, amenaza este lunes a miles de hogares en esta adinerada zona después de que se desatase en la madrugada muy cerca de la autopista 405, una vía vital para la ciudad.

Varias casas ya han sido destruías por el fuego, pero debido a la rapidez con la que se desató el fuego, las autoridades se han concentrado en evacuar a los residentes, como la estrella de la NBA, Lebron James, que tuvo que abandonar su casa junto a su familia debido a la cercanía de las llamas.

James informó en su cuenta de Twitter de que tuvo que “evacuar de emergencia” su casa esta pasada madrugada junto a su familia y que los incendios de Los Ángeles “no son ninguna broma”.

En una noche que calificó de “loca”, al tres veces campeón de la NBA le costó encontrar un lugar donde pasar la noche.

“Tenemos hogares que creemos que están perdidos”, dijo el alcalde Eric Garcetti en conferencia de prensa.

“Insto a los residentes a irse si están bajo órdenes de evacuación obligatorias” dijo el mandatario, que destacó que algunos residentes tenían “solo 15 minutos para huir” antes de que las llamas imposibilitasen su salida.

El alcalde urgió a los propietarios a acatar las ordenes y no tratar de combatir el fuego por sí mismos: “Sal cuando te digamos que salgas”.

Decenas de escuelas y al menos dos universidades cancelaron las clases por el incendio que se extiende por las colinas del oeste de la ciudad.

En el mismo estado de emergencia se encuentran el norte de California, donde el incendio Kincade, en el área vinícola de Sonoma, arrasó con más de 54 mil acres (21.853 hectáreas), y amenaza al menos a unas 80 mil estructuras.

Las llamas de este fuego mantienen asolada el área, donde casi 100 estructuras han sido destruidas, y más de 180 mil personas tuvieron que abandonar sus propiedades.

En medio de la emergencia más de un millón de personas están sin energía debido a que la compañía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E), decidió cortar el servicio a casi dos millones de sus clientes en el norte del estado por el temor de que los cables derrumbados o fallas en el equipo eléctrico causaran más focos de fuego.

Miles de clientes también se encuentran sin energía en Los Ángeles, debido al incendio que se desató esta madrugada.

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró este domingo una emergencia en todo el estado debido a los incendios y ha anunciado un programa de 75 millones de dólares para que los gobiernos estatales y locales mitiguen los impactos de los cortes de electricidad para prevenir más incendios.

Los pronósticos sobre las condiciones del clima no favorecen al norte de California. El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitió una advertencia de bandera roja para el norte de California este lunes debido a los fuertes vientos.