Fotografía: AFP
Rome, Italia.

Un estudiante estadounidense procesado por matar a un policía italiano durante una fallida redada de drogas el año pasado se disculpó con lágrimas el miércoles en la corte de Roma, diciendo que nunca se perdonaría a sí mismo.

, de 20 años, leyó una declaración en la que afirmó que la noche del 26 de julio de 2019 fue “la peor” de su vida, según las agencias de noticias italianas presentes en la audiencia, cerrada a la mayoría de los medios debido a las restricciones de coronavirus.

Elder y su amigo Gabriel Natale Hjorth enfrentan cadena perpetua por asesinato.

Los fiscales afirman que el policía Mario Cerciello Rega fue asesinado en un ataque nocturno no provocado después de que él y su compañero, ambos vestidos de civil, se acercaron a los dos amigos estadounidenses, de vacaciones en Italia, que antes habían tratado de comprar drogas.

Elder admitió haberlo apuñalado varias veces con un cuchillo de combate de ocho pulgadas, pero tanto él como Hjorth afirman que fueron atacados por detrás por hombres que pensaban que eran traficantes de drogas.

“Quiero pedir disculpas a todos, a la familia Cerciello y a sus amigos”, dijo Elder, llorando, a la corte. “Esa noche fue la peor noche de mi vida y si pudiera volver atrás y cambiar las cosas lo haría ahora, pero no puedo”, agregó.

La muerte de Cerciello fue noticia de primera plana el año pasado debido a una ola de simpatía pública hacia el policía, que acababa de regresar al trabajo después de su luna de miel.

Pero también hubo una conmoción generalizada ante fotos de Hjorth, con los ojos vendados y esposado, dentro de una estación de policía.

Hjorth luchó con el compañero de Cerciello durante el ataque. A pesar de que no apuñaló a Cerciello, bajo la ley italiana se enfrenta a la misma acusación de “homicidio voluntario” que Elder.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here