Bruselas, Bélgica.

La jefa de política exterior de la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, advirtió hoy a su homólogo de Estados Unidos que el estatus de Jerusalén debe resolverse a través de negociaciones, cuando la Casa Blanca aparentemente analiza reconocer a la ciudad como capital de Israel.

En declaraciones ante reporteros luego de reunirse con el secretario de Estados de Estados Unidos, Rex Tillerson, quien se encuentra de visita en Bruselas, Mogherini reiteró la postura de la UE de que el bloque apoya una solución de Dos Estados y advirtió que “cualquier acción que socave esos esfuerzos debe ser absolutamente evitada“.

A través de negociaciones debe hallarse una forma para resolver el estatus de Jerusalén como la futura capital de ambos Estados, para que la aspiración de ambas partes pueda ser satisfecha“, expresó.

Mogherini dijo que discutirá el asunto con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, el próximo lunes en Bruselas y con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, a más tardar a principios del próximo año.

La semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aparentemente consideró la inminente reubicación de la embajada estadounidense de Tel Aviv hacia Jerusalén y el reconocimiento formal de la ciudad como capital de Israel.

Israel ha controlado la parte occidental de Jerusalén desde 1948. En 1967, después de la guerra de Medio Oriente, Israel arrebató la parte oriental de Jerusalén a Jordania y declaró a ambas partes como su capital unificada.

La acción nunca fue reconocida por la comunidad internacional, incluyendo Estados Unidos, el más cercano aliado de Israel.

Los palestinos consideran a Jerusalén Oriental como la futura capital de su Estado.

Jerusalén alberga sitios sagrados del islam, el judaísmo y el cristianismo, convirtiéndolo en un punto central de muchas personas de todo el mundo.

El asunto de Medio Oriente encabeza la agenda de la reunión de Mogherini con Tillerson, quien comenzó el lunes su viaje oficial de cinco días a Europa en medio de especulaciones de la prensa de que Trump planeaba despedir al máximo diplomático de Estados Unidos.

Sin embargo, Trump negó el viernes pasado las especulaciones de la prensa, a las que calificó como “noticias falsas”. El propio Tillerson también descartó los reportes y los llamó “ridículos”.

El propósito de este viaje, comentó el viernes un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos que pidió el anonimato, es “reiterar el compromiso estadounidense hacia la alianza transatlántica” y el compromiso con la defensa de instituciones occidentales y de Occidente como una comunidad de intereses y valores compartidos.

Bruselas es la primera escala del viaje de Tillerson, el cual continuará en Viena y Francia.

Se espera que Tillerson se reúna hoy en Viena con su homólogo de Rusia, Sergei Lavrov, al margen de la reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Los dos diplomáticos “tendrán una robusta serie de discusiones sobre diversos asuntos globales, como la República Popular Democrática de Corea, Ucrania y seguramente Siria”, indicó el Departamento de Estado estadounidense.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here