Homicidios
Fotografía referencial: Revolcuion 3.0
Ciudad de México, México.

Muchas de las 32 entidades federativas de México reportan de manera inexacta datos sobre homicidios, lo que impide que el país avance en materia de seguridad, según un informe presentado este martes por el centro de análisis México Evalúa.

“Al no contar bien los delitos que se cometen, el Estado no tiene herramientas para elaborar buenos diagnósticos, ni para encontrar soluciones, ni para evaluar los efectos de los mecanismos utilizados”, explicó a Efe David Ramírez, coordinador del Programa de Seguridad en México Evalúa.

El informe “Fallas de origen: Índice de Confiabilidad de la Estadística Criminal” es un estudio que mide a nivel estatal qué tan fidedignas son las cifras de homicidios dolosos.

A raíz de la recopilación de datos sobre este tema, la organización elaboró un índice de 0 a 10, que evaluó la calidad de los registros de cada estado, siendo la media del país 7.25.

Los estados que mejor calificación obtuvieron fueron Colima, Aguascalientes, Zacatecas, Coahuila, Querétaro y Sonora, todos por encima del 9.

Por otro lado, Estado de México es el peor valorado, con 2.5, seguido de Hidalgo, Michoacán, Oaxaca y Baja California, todos por debajo de los 6.4 puntos.

Según Ramírez, estas puntuaciones demuestran que existen graves y muy diversos problemas en cuanto al modo de registrar datos de criminalidad -más en concreto de homicidios- por parte de fiscalías, que pueden derivar de tres causas: errores humanos, falta de protocolos o modificación intencionada de las cifras.

Aunque durante la presentación se le dio especial relevancia al hecho de que probablemente en muchos estados los datos se modifiquen deliberadamente, la directora general de México Evalúa, Edna Jaime, destacó en rueda de prensa que “el resultado es el mismo independientemente de las causas”.

“Hay indicios de manipulación intencional en varias procuradurías del país, por lo que urge contar con auditorías. Hay que crear un mecanismo de rendición de cuentas. Con ese objetivo estaremos aquí dentro de un año. No vamos a quitar el dedo del renglón hasta que haya resultados”, sentenció.

Durante el evento de presentación del informe también estuvo presente Alejandro Echevarría, fiscal del estado de Querétaro, uno de los estrados mejor valorados, quien consideró que muchos de los fiscales estatales buscan pretextos y excusas para justificar los datos sobre homicidios dolosos en sus respectivas demarcaciones.

Incluso detalló cómo el fiscal de uno de los estados con peor valoración explicó que la mayoría de los homicidios en su estado eran “de carácter social”, por lo que no deberían contar en las estadísticas.

Añadió que, según el funcionario en cuestión, a quien no identificó, este tipo de crímenes eran aquellos en los que “invitan a un amigo a una fiesta, se pelean, sacan pistolas y se disparan entre sí”, lo que evidencia evasión de responsabilidades.

Edna Jaime recordó que, aunque antes no había concreción de datos sobre pobreza o sobre inflación sino que había muchas cifras pero ninguna que no se discutiese, ahora sí se ha avanzado en el registro de esas materias.

“En seguridad y justicia no lo hemos logrado todavía pero estamos aquí por eso”, terminó.