Canadá
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

La visión fatalista del cáncer por la dificultad de ser tratado y su complejidad hace que los gobiernos, pacientes y familias tengan una mentalidad negativa que es preciso cambiar para superar la enfermedad, dijo este martes a Efe una especialista.

“Para los gobiernos pensar en el cáncer les resulta complicado porque implica un diagnóstico especializado, hospitales y sienten que no lograrán superarlo, su postura es fatalista”, aseguró la doctora Sarbani Chakraborty, líder de capacidades en Sistemas de Salud de Roche.

Chakraborty aseguró que es por ello que los sistemas de salud deben estar adecuadamente preparados para hacer frente a la enfermedad y reducir la mortalidad en los próximos años.

“Esto es de gran importancia, sobre todo, en los mercados emergentes”, porque, indicó, en estos países se está experimentando un rápido crecimiento en la incidencia de cáncer, pero los pacientes todavía se diagnostican muy tarde, cuando ya no se puede hacer nada.

Agregó que estos países deben tomar diferentes acciones para generar un cambio y más en aquellos tipos de cáncer que es posible prevenir.

“Los Gobiernos deben generar políticas públicas en temas como la erradicación del consumo del tabaco, la inmunización de las poblaciones, promover los estilos de vida saludables, así como fortalecer la atención primaria”, manifestó.

Chakraborty dijo, sin embargo, que especialmente en regiones como Latinoamérica existen dos problemáticas principales que se deben resolver: la baja inversión en temas de salud y la gran inequidad que existe entre el sistema de salud público y privado.

“Los países de América Latina tienen que aumentar la inversión en este tema, pues es la más baja respecto al resto de los países de la OCDE, donde el promedio es de 9 % y en la mayoría de las naciones de la región es de entre el 3 y el 5 %”, aseguró.

Del mismo modo, dijo que de acuerdo con el informe de la Unidad de Inteligencia de The Economist respecto a cómo los países están preparados para enfrentar esta problemática, es de suma importancia la implementación efectiva de políticas para control de cáncer.

Es por ello que es necesario tener planes nacionales, así como contar con datos y hacer investigaciones para entender cuál es el panorama de la enfermedad y tomar decisiones.

“A menos de que tengas datos no vas a ser capaz de tener políticas para acabar con el cáncer”, auguró.

Dijo que proyectos como City Cancer Challenge, una iniciativa global que tiene como objetivo reducir la mortalidad por esta enfermedad y que se puso en marcha en tres ciudades de la región en 2017, es un modelo de cómo los países pueden encontrar soluciones.

“Este proyecto se trata de presentar soluciones basadas en evidencias, en aquello que tiene efecto en los pacientes. Ha tenido un importante impacto social”, aseveró.

Finalmente, la experta aseguró que el cambio se dará cuando los gobiernos se den cuenta que la detección temprana puede tener un menor costo que el tratamientoy puede ayudar a que la gente viva más tiempo y ahorrar mucho dinero”.