Apoyos para adultos mayores

Por Aarón Navarro Aguirre

Como parte del censo BIENESTAR realizado a nivel nacional, los servidores de la nación ya han empezado a repartir los apoyos a distintos puntos demográficos. En la región Altos Norte se comenzó por repartir los apoyos a los adultos mayores y a personas con discapacidad.

Si bien el censo no ha terminado, se ha decidido que es necesario que la población ya censada cuente con los beneficios.

Los apoyos para los adultos mayores están contemplados en el programa “65 y más”, cuyo monto bimestral es de 2 mil 550 pesos, cantidad similar para las personas con discapacidad.

Estos apoyos comenzaron a repartirse desde la semana pasada:

“Estamos entregando apoyos para adultos mayores y para personas con discapacidad desde la semana pasada. Y, bueno, es importante que la población sepa que los servidores de la nación están acudiendo a los domicilios de las personas para entregar estos apoyos. En el caso de Lagos de Moreno vamos a entregar 131 apoyos para adulto mayor y 569 para personas con discapacidad. En total, en Lagos de Moreno se van a entregar en esta primera etapa 700 tarjetas”, esto menciona el delegado del gobierno federal, Luis Fernando Torres Martín.

Para el resto de los municipios de la región Altos Norte los apoyos serán los siguientes:

San Juan de los Lagos: 241 para adultos mayores y 178 para personas con discapacidad.

Encarnación de Díaz: 149 para adultos mayores y 255 para personas con discapacidad.

Ojuelos: 78 para adultos mayores y 152 para personas con discapacidad.

San Julián: 88 para adultos mayores.

En total se entregarán más de 1600 tarjetas en toda la región:

“Es importante mencionar que ahorita la tarjeta no está activada. Por tema de seguridad, se va a activar dentro de diez días. Hasta que la gente tenga sus tarjetas en su totalidad van a ser activadas para que puedan pasar al cajero a cobrar”.

Se espera que en diez días las tarjetas podrán ser activadas. Esto será cuando la totalidad de la población considerada tenga las tarjetas.

Además de brindarles apoyos económicos a la población, existe la intención de crear espacios dedicados a la atención de la población en materia de alimentación y otras áreas. El delegado Torres Martín explica lo siguiente:

”Una de las funciones que estamos llevando a cabo como gobierno federal es que el gobierno federal quiere estar en territorio, quiere estar presente con los ciudadanos, estar dándole seguimiento a lo que está sucediendo el día a día con las personas. Con base a esa estrategia es que se quiere establecer los centros integradores. Los centros integradores van a ser centros en los cuales vamos a tener cajeros, vamos a comprar maíz, frijol, trigo, vamos a vender ahí mismo la canasta básica a bajo costo. Vamos a tener espacios para dar pláticas, para llevar conferencias”.

Eso surge a raíz de la idea de que el gobierno federal había estado desentendido de sus funciones con el pueblo, y dice, es por eso que los servidores de la nación acuden personalmente a los domicilios de las personas para evitar una serie de trámites que involucren papeleo y traslados que puedan resultar incómodos.