exministro Perú
Fotografía: La República
Tegucigalpa, Honduras.

El exministro de Transporte de Honduras Miguel Pastor fue encarcelado este viernes acusado de otorgar contratos a constructoras del cartel Los Cachiros, cuyos miembros se entregaron a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico, informaron las autoridades.

Un tribunal contra la corrupción “envió a la cárcel en el Primer Batallón de Infantería a Miguel Pastor” y a dos excolaboradores al terminar una audiencia de imputados, dijo a la AFP el portavoz de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Carlos Silva.

La fuente añadió que Pastor, de 53 años, “fue enviado al batallón a petición de abogados de la defensa por razones de seguridad”, porque estaría en riesgo en una cárcel común. Los otros dos acusados son Walter Maldonado y Daysi Zúniga, allegados del exministro.

Los tres, que se entregaron voluntariamente el jueves, se presentarán ante una audiencia inicial de juicio este sábado, indicó Silva.

Las acusaciones fueron presentadas por la fiscalía con la colaboración de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción en Honduras (MACCIH), un ente creado por la Organización de Estados Americanos (OEA) en enero de 2016.

El jefe de la MACCIH, el brasileño Luiz Guimaraes Marrey, explicó en rueda de prensa que hay 12 personas acusadas en este caso, incluyendo el cabecilla de Los Cachiros, Leonel Rivera Maradiaga y Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014).

Recordó que Rivera declaró ante una corte de Nueva York que entró en contacto en 2009 con Fabio Lobo “a quien le dio dinero para su campaña (…) a cambio de que formaran empresas a las cuales, una vez ganara la elección (…), le pudieran dar contratos del Estado”.

Añadió que Lobo nombró en la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda a Pastor y a los otros funcionarios, “quienes le otorgaron a la empresa INRIMAR”, propiedad de Los Cachiros, 21 contratos por cerca de 3 millones de dólares para desarrollar obras en los departamentos de Olancho y Colón.

Guimaraes aseguró que muchas de las obras no se realizaron y parte del dinero no se cobró años después porque era “para poder lavar dinero proveniente del tráfico de drogas”.

La familia de Pastor aseguró en un comunicado que el exministro “es inocente” y esperan que “se respete el debido proceso legal y justo”.