Chernobyl
Fotografía: Mexico.com
Moscú, Rusia.

La aclamada miniserie estadounidense “Chernobyl“, sobre la catástrofe nuclear, hace aflorar dolorosos recuerdos en Rusia, con un realismo tan elogiado como criticado por exagerar el papel nefasto de las autoridades soviéticas.

La cadena HBO difundió esta semana el último de los cinco episodios de esta miniserie, cuadro implacable del peor accidente de la historia nuclear civil.

El 26 de abril de 1986, la explosión del reactor numero cuatro de la central de Chernobyl, en la Ucrania soviética, dispersó una nube radioactiva por Europa. La URSS tratará durante varias semanas de ocultar el incidente, antes de resolverse a hacer evacuar la zona, aun inhabitable 30 años después.

“Los grados de realismo de Chernobyl son más elevados que en la mayoría de los filmes rusos sobre este periodo”, reconoce el diario progubernamental Izvestia.

“Pienso que se trata de una obra televisual de alta calidad”, afirmó por su parte a la AFP Susanna Alperina, periodista cultural en el diario pro-Kremlin Rossiïskaïa Gazeta.

En Rusia, la serie no se difunde en la televisión pero es accesible a través de la plataforma de streaming Amediateka, que obtuvo los derechos de muchas series populares como “Game of Thrones”.

La obra es elogiada porque logra reproducir el ambiente de la URSS y recuerda a veces a los espectadores rusos su infancia. La filmación fue compartida entre Ucrania y una antigua central nuclear soviética en Lituania, equipada con los mismos reactores RBMK de Chernobyl.

Realizada por el sueco Johan Renck, “Chernobyl” tiene como personaje principal al director adjunto del más grande centro de investigaciones de la URSS.

La serie se concentra en el heroísmo de los personajes comunes, pero los altos dirigentes soviéticos, empezando por el líder soviético de la época Mijail Gorbachov, son mostrados como carentes de valor y mentirosos.

La serie expresa “respeto y simpatía por la gente, por nuestro pueblo soviético”, dijo en Facebook la periodista Ksenia Larina, de la radio independiente Echo de Moscú. “Pero expresa mucho desdén por las autoridades que despreciaron a sus ciudadanos”.

– “Una mentira filmada de manera brillante” –

Ahora que las relaciones entre Rusia y los países occidentales están en el peor momento desde el fin de la guerra fría, algunos ven en la serie una crítica injustificada al régimen soviético y un ataque contra el poder actual.

El diario popular Argumenty i Fakty criticó una “mentira filmada de manera brillante”, que divide al pueblo soviético entre “verdugos sanguinarios y víctimas inocentes”.

Uno de los mensajes ocultos de la serie sería por ejemplo mostrar que la industria nuclear rusa no es fiable, advirtió el diario Komsomolskaïa Pravda.

Para ese diario al que le gustan las teorías complotistas, la producción con gran presupuesto de HBO muestra a los “rusos desamparados y descuidados” con el objetivo de perturbar las ventas de centrales de fabricación rusa en el extranjero.

Treinta personas murieron por o inmediatamente después de la explosión del reactor número cuatro de la central de Chernobyl, pero el balance total, que genera aun polémica, es de varios miles de muertos, especialmente entre los “liquidadores”, encargados de las operaciones de descontaminación de la zona.

– “Visto desde fuera” –

La periodista Susanna Alperina no ve que haya propaganda en la serie. Por el contrario, la serie “muestra cómo la propaganda se fabrica, lo que es diferente”.

Alperina agrega que “una vista desde el exterior es a veces más justa” y subraya el hecho que no se han visto producciones rusas similares.

En Rusia, “Chernobyl” también plantea la pregunta de saber el porqué una obra de esta calidad no se haya hecho nunca en el país. Una de las razones sería el presupuesto de las series rusas, que no es comparable al de las producciones occidentales.

“Tal vez la gente tiene miedo de hacer ese tipo de proyectos por temor a que a los espectadores no les guste. Pero es lo que esperan”, asegura Susanna Alperina.

En 2014, la cadena rusa TNT produjo una serie para adolescentes de terror que tenía como escenario a Chernobyl. Y el actor y director ruso Danila Kozlovsky anunció en marzo un filme sobre el tema en el que desempeñará el papel principal.