EEUU extiende
Fotografía: Medios
Washington, Estados Unidos.

Estados Unidos extenderá por seis meses el visado de unos 58 mil haitianos que disfrutan de protección especial desde el devastador terremoto de 2010, un plazo que líderes de la comunidad haitiana en Florida consideraron insuficiente y desalentador.

Originalmente, los inmigrantes haitianos debían regresar a su país a partir del 23 de julio, aunque el Departamento de Seguridad Interna (DHS, en inglés) anunció este lunes en Washington que postergará seis meses el beneficio migratorio que les permite permanecer en el país.

Al tiempo que saludó la decisión de ampliar este plazo, la comunidad haitiana en Estados Unidos consideró lamentable su duración, porque la grave situación humanitaria del país caribeño está lejos de ser resuelta en apenas seis meses.

El terremoto de enero de 2010 provocó la muerte de más de 100 mil personas y obligó el desplazamiento de aproximadamente un millón de haitianos. Siete años después, unas 55 mil personas aún sobreviven en campamentos en condiciones infrahumanas.

A las numerosas vulnerabilidades de este país, el más pobre de Latinoamérica, se sumó el año pasado el azote del huracán Matthew, que dejó más de 500 muertos y atizó un brote de cólera que ya afecta a un millón de personas.

Los haitianos que se han refugiado en Estados Unidos han tenido hasta ahora la posibilidad de permanecer en el país más allá de lo que permitían sus visas originales, al beneficiarse con un sistema de protección especial conocido bajo la sigla TPS.

El Estatus de Protección Temporal (TPS) es una política que impide la deportación de personas a países azotados por desastres naturales o conflictos armados.

“Aparentemente, el DHS no pudo ignorar los hechos”, comentó Steve Forester, responsable en Florida del Instituto por la Justicia y la Democracia en Haití (IJDH), enumerando el terremonoto, el huracán y otros factores que vulneran la vida de los haitianos, como la inseguridad alimentaria.

“Todo esto habría hecho que fuera indignante e inhumano quitarles el TPS”, dijo a la AFP. “Pero el plazo de seis meses es lamentable, porque no se puede esperar de forma realista que Haití se recupere de estos golpes en tan corto período de tiempo”.

Se estima que unos 58.700 haitianos se cobijan bajo el TPS en Estados Unidos, y muchos de ellos carecen incluso de documentos de identidad oficiales y actualizados de su país.

De acuerdo al Migration Policy Institute, para 2012 había unos 600 mil inmigrantes haitianos en Estados Unidos, la mayoría de los cuales viven en Florida.

Una de las principales organizaciones de defensa de los haitianos en Little Haití, corazón de la diáspora haitiana en Miami, dijo este lunes que la decisión del DHS es “desalentadora”.

La extensión de seis meses “deja a muchas de nuestras familias de haitianos temerosas por un futuro incierto“, escribió en un comunicado la agrupación Mujeres Haitianas de Miami (FANM, en creole).

“Haití no está en posición de absorber a 50.000 personas más, y menos de arreglarse sin las remesas que dejaría de recibir“, explicó.

No obstante, funcionarios migratorios apuntaron este lunes que por ahora no hay decisión tomada sobre qué ocurrirá cuando venza el nuevo plazo de seis meses, pero alertaron que los haitianos deberán obtener documentos de viaje y “poner sus cosas en orden”.

Esto no puede seguir eternamente“, dijo a la prensa el consejero del DHS Gene Hamilton.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here