sirios humanitaria ayuda veten China Rusia vergonzoso considera EEUU
Fotografía: SAUL LOEB / AFP
Washington, Estados Unidos 

Estados Unidos consideró este sábado “vergonzoso” que Rusia y China vetaran la víspera en el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución para extender un año la ayuda humanitaria transfronteriza de Naciones Unidas para cuatro millones de sirios.

“Tienen sangre en las manos”, dijo en un comunicado el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, sobre Moscú y Pekín.

Los dos países “prefirieron apoyar a su socio Damasco, poniendo en peligro la vida de millones de civiles inocentes en el peor momento del invierno y amenazando aún más a los civiles al respaldar la continua ofensiva militar del régimen de (Bashar al) Asad y de Rusia contra Idlib”, una provincia del noroeste del país, añadió Pompeo.

Esa ayuda humanitaria (alimentos, medicamentos…) se destina sobre todo a los habitantes de regiones que no están controladas por el régimen sirio como Idlib, dominada por los yihadistas del grupo Hayat Tahrir al Sham, exrama siria de Al Qaida.

Moscú, el principal apoyo del régimen de Asad, considera que éste ha retomado bastante terreno en el país para garantizar el reparto de la ayuda humanitaria internacional desde su territorio, en lugar de hacerlo a través de pasos fronterizos en Turquía e Irak.

Pompeo opinó, sin embargo, que “no hay alternativa a las entregas transfronterizas de la ONU ni soluciones distintas viables para alimentar a millones de sirios hasta que el régimen sirio ponga fin a la guerra contra su pueblo”.

La autorización de la ONU para la ayuda transfronteriza expira el 10 de enero, y los miembros del Consejo de Seguridad conservan la posibilidad de volver a negociar un compromiso antes de que venza ese plazo.