Tropas EEUU
Fotografía: DW
Washington, EEUU.

EEUU anunció este lunes la reubicación de sus tropas en “el transcurso de los próximos días y semanas” en Irak, para preparar un posible desplazamiento posterior, según una carta de la que la agencia francesa de noticias AFP pudo consultar una copia.

Sin embargo, la misiva, firmada por el general William H. Seely III, comandante de las operaciones militares estadounidenses en Irak, es un “borrador” que no estaba previsto que fuera enviado en este momento, aclaró poco después el jefe del Estado Mayor, el general Mark Milley.

Ante las versiones de algunos medios de comunicación que interpretaron la misiva como un anuncio de repliegue de las tropas, el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, descartó también rápidamente esa posibilidad: “No hay ninguna decisión de abandonar Irak … No se ha tomado una decisión de abandonar Irak. Punto”, afirmó Esper, en una comparecencia no anunciada con los periodistas en el Pentágono. La carta es “incoherente respecto a donde estamos ahora”, dijo el secretario de Defensa.

“Por respeto a la soberanía de la República de Irak, y según lo reclamado por el Parlamento y el primer ministro, la Coalición reorganizará sus fuerzas […] para asegurarse de que la retirada de Irak se lleve a cabo de forma segura y eficaz”, indicaba la carta.

En el marco de los preparativos de la retirada, la carta anunciaba “un aumento de los desplazamientos en helicóptero sobre la Zona Verde y en sus inmediaciones […] durante la noche”. Y numerosos helicópteros habían estado sobrevolando el centro de Bagdad en las últimas noches, según constataron periodistas de la AFP.

“Respetamos su decisión soberana que ordena nuestra partida”, agregaba la misiva, un día después de que el Parlamento iraquí aprobara una moción para instar al Gobierno a expulsar a las tropas extranjeras de Irak, que siguió al asesinato del general iraní Qasem Soleimani y de Abu Mehdi al Muhanids, número dos de la coalición paramilitar proiraní Hashd Al Shaabi, el viernes en Bagdad.

Estados Unidos tenía 5 mil 200 soldados desplegados en Irak antes de que, la semana pasada, llegaran varios centenares más para proteger la embajada, situada en la Zona Verde -un barrio de Bagdad custodiado por importantes medidas de seguridad-, atacada el martes (31.12.2019) por miles de manifestantes pro-Irán.

Frente al aumento de las tensiones, Washington anunció recientemente el despliegue de entre 3 mil y 3 mil 500 soldados suplementarios en la región, “muy probablemente” para enviar una parte a Irak, según un responsable estadounidense.

El lunes, el primer ministro iraquí, Adel Abdel Mahdi -que presentó su dimisión hace meses- recibió al embajador estadounidense Matthew Tueller, según su oficina. Abdel Mahdi insistió en “la necesidad de trabajar juntos para retirar a las fuerzas extranjeras de Irak, como lo reclamó el Parlamento”, según su oficina.

La coalición antiyihadista formada para luchar contra el grupo Estado Islámico (EI), que en 2014 se apoderó de un tercio del territorio iraquí y de extensos pedazos de terreno en Siria- no reaccionó inmediatamente al anuncio.

No está claro si esos movimientos de tropas involucrarán al conjunto de los soldados de los 76 países miembros de la coalición.