Ecuador
Fotografía: AFP
Quito, Ecuador.

Unos 2 mil 400 policías y militares ingresaron este martes a una zona de minería ilegal en el norte de Ecuador, declarada en estado de excepción tras registrarse varias muertes en enfrentamientos armados por el control de la explotación minera.

El mandatario Lenín Moreno decretó el lunes esa medida por la “grave conmoción interna” en el poblado de La Merced de Buenos Aires, una zona rica en oro donde las autoridades han detectado extracciones ilegales desde finales de 2017, indicó en un comunicado la secretaría de Comunicación de la presidencia.

El decreto de emergencia precisa que hay “más de 10 mil personas que realizan actividades de minería ilegal” en la zona, lo que ha derivado en “hechos de violencia” que han “escalado a un alto nivel de intensidad y de afectación a los derechos” de los habitantes y la seguridad del Estado.

La ministra de Interior, María Paula Romo, en rueda de prensa reconoció -sin precisar cifras- que ha habido “algunas muertes violentas en la zona”.

El área en estado de excepción está cerca de un yacimiento en fase de exploración con reservas de oro, plata y cobre que se prevé que sea uno de los principales del mundo.

Desde 2018, las autoridades se han incautado de 3 mil 461 toneladas de rocas con minerales sin procesar proveniente de esa área y han desarticulado 92 grupos delictivos y detenido a 809 personas.

La secretaría de Comunicación señaló que en La Merced de Buenos Aires, además de la minería ilegal, se perpetran otros delitos como homicidios, explotación sexual y laboral, trata de personas, evasión fiscal y lavado de activos.

El estado de excepción, además del despliegue de la fuerza pública, permite al Gobierno suspender algunos derechos como la libertad de tránsito y de asociación en La Merced de Buenos Aires, donde oficialmente residen 1,800 personas.

Esa localidad andina está en la provincia de Imbabura (norte), la misma en la que la empresa australiana SolGold tiene el proyecto Cascabel, un depósito que contiene 20.3 millones de onzas de oro, 84.5 millones de onzas de plata y más de 9.5 millones de toneladas de cobre, según la firma.

En Cascabel se construirá desde 2021 una mina subterránea que se prevé que sea la más grande de plata, tercera de oro y sexta de cobre del mundo, según el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables.