Un grupo de doce inspectores de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) arribaron este miércoles a la región costa sur para revisar a comercios que venden víveres a que no cometan abusos, informó la delegada Lilia Bejarano. Los verificadores visitan ya los municipios de Cihuatlán, La Huerta, Tomatlán y Cabo Corrientes. Reportes de la dependencia establecen que algunos negocios venden un litro de agua, que vale 9 pesos, hasta en 50 pesos y el kilo de tortilla se elevó de 11 a 35 pesos.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here