El ayuntamiento de Guadalajara dio permiso para que alrededor de 800 comerciantes ambulantes se instalaran en estas vacaciones en el centro de la ciudad. Durante un recorrido por la zona, se detectó que la gran mayoría son vendedores de las empanadas tradicionales, a quienes siempre les va bien en esta temporada. Sin embargo, los comerciantes de artesanía, ropa, calzado y bisutería, se quejaron de que la gente compra menos y además regatea, pero esperan que a partir del jueves Santo mejoren sus ventas.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here