Fotografía: AFP
Santiago, Chile.

La economía chilena se contrajo 12,4% en junio en relación a igual mes del año pasado, una caída menor de lo esperado gracias a la minería, la única actividad que creció en el periodo más duro de la pandemia, informó este lunes el Banco Central.

Según el Indice de Actividad Económica (Imacec), en junio, cuando se vivió el mayor incremento de contagios y muertes por coronavirus en Chile, sólo la actividad minera continuó creciendo.

Los sectores de servicios y de la construcción se vieron fuertemente golpeados por las restricciones sanitarias, y en menor medida, el comercio y la industria manufacturera.

En los servicios, destacaron las caídas en educación, transporte, restaurantes y hoteles, y servicios empresariales, de acuerdo al Banco Central.

Durante junio la serie desestacionalizada del Imacec mostró un incremento del PIB de 1,7% respecto al mes precedente.

El llamado “Imacec minero” creció 2,2%, mientras que el “Imacec no minero” cayó 14%.

La cifra mensual de caída se ubicó por debajo de las expectativas del mercado y el gobierno, que habían anticipado una caída de 15 a 17%.

“Es menos malo de lo que se esperaba”, dijo tras conocer el indicador el ministro de Economía, Lucas Palacios.

El ministro consideró que la economía chilena podría estar viendo “la luz al final del túnel” tras las caídas históricas registradas desde marzo, cuando en Chile se registraron los primeros casos de coronavirus.

Con casi 360 mil contagiados y más de 13 mil 400 fallecidos si se consideran los casos probables desde marzo, Chile nunca ha detenido las faenas en los gigantescos yacimientos de cobre que lo posicionan como el mayor productor mundial del metal, con casi un tercio de la oferta global.

La actividad minera genera casi el 10% del PIB chileno.