Grupos de ecologistas de EE.UU. que se concentraron este jueves en una veintena de ciudades del país acusaron al presidente Donald Trump, al mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, y a grandes compañías de ser
Fotografía: Shawn Thew - EFE - EPA
Washington, Estados Unidos.

Grupos de ecologistas de EEUU que se concentraron este jueves en una veintena de ciudades del país acusaron al presidente Donald Trump, al mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, y a grandes compañías de ser “iniciadores del fuego” de la Amazonía por su “inacción” ante los incendios en esa selva.

Medio centenar de personas se congregaron ante la Casa Blanca portando símbolos de fuego y pancartas para señalar a Trump, Bolsonaro y grandes empresas de EEUU como culpables de la situación en la selva amazónica, coincidiendo con el Día de la Amazonía, y se desplazaron luego hasta el consulado de Brasil en la capital estadounidense para continuar con su manifestación.

La protesta estuvo encabezada por tres personas que portaban representaciones a mayor escala de cajas de cerillas con los lemas “iniciador de fuego de la AmAzonía” (“Amazon fire starter”) asociados a los rostros de los mandatarios de EEUU y Brasil, y los logotipos de compañías como Walmart o Cargill.

“Estamos protestando por las políticas actuales de Bolsonaro en Brasil, que están aumentando mucho el debilitamiento de la Amazonía”, criticó en declaraciones a Efe la brasileña Barbara Amaral, del grupo Democracia y Justicia Social Brasileñas, con sede en la capital estadounidense.

Amaral lamentó que es posible que la selva que rodea el río Amazonas, que ha tardado 55 mil millones de años en formarse hasta ser tal como la conocemos hoy en día, “pueda acabar en un desierto” en 5 años si los patrones actuales continúan al mismo ritmo.

“Tenemos un presidente que no se fía de la ciencia ni de los números; él dice lo que quiere y hace sus políticas sin base”, agregó.

La conmemoración de este 5 de septiembre coincide esta vez con una crisis medioambiental de dimensiones internacionales desatada en Brasil tras el avance del fuego en esta región que atesora casi el 20% de las reservas de agua dulce del planeta y es el refugio de unas 30 mil especies vegetales y animales.

Como cada año, el calendario recuerda el momento en la que el emperador Don Pedro II decretó la creación del estado de Amazonas, una fecha que en 2007 fue institucionalizada como el Día de la Amazonía por el entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

“Esta es solo una de las manifestaciones que están ocurriendo en muchos países en los seis continentes del mundo. (…) Existe una tremenda preocupación sobre la situación en la Amazonía, la gente indígena que vive ahí y el cambio climático”, dijo Andrew E. Miller, director de Incidencia de la organización Amazon Watch, enfrente de la Casa Blanca.

Por su parte, la activista Melanie Foley, directora de campañas internacionales Global Trade Watch, criticó que Trump haya ofrecido a Bolsonaro un Tratado de Libre Comercio.

“Las corporaciones estadounidenses se están beneficiando financieramente y siendo cómplices de la destrucción de Amazon. No se equivoquen: un acuerdo de libre comercio solo agregaría combustible al fuego”, apuntó Foley a Efe.

Además de la concentración en Washington, cientos de personas salieron a las calles de Nueva York, Dallas, Miami, Salt Lake City y Filadelfia, entre otras, de acuerdo a la organización Amazon Watch.