Borrador automático
Ciudad de México, México.

El canciller Marcelo Ebrard Casaubon destacó que el tema de la imposición aranceles a México fue, sin duda, el momento más difícil que se ha tenido en la relación bilateral con Estados Unidos, sin embargo rechazó que el acuerdo alcanzado con esta nación busque criminalizar a la migración o militarizar la frontera.

En rueda de prensa en Palacio Nacional encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, Ebrard Casaubon destacó que en las conversaciones con el vecino país del norte se logró separar el tema comercial del migratorio y sobre todo, detener la entrada de aranceles a productos mexicanos.

“El mayor riesgo para México fue y es el tema de las tarifas (arancelarias)”, abundó, al resaltar que se tiene un plazo de 45 días para demostrar que la propuesta planteada por México, de reducción de migrantes, tuvo éxito o no.

“Si tenemos razón (de reducción de migrantes) ya salimos adelante si no, tendremos otra ronda de negociación”, expresó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Aclaró que México no puede tener a 600 mil personas circulando por territorio nacional sin saber cómo se llaman, de ahí que los migrantes deberán registrarse.

Redacción: Notimex.