Fotografía: AFP
Lima, Perú.

Dos jóvenes empleados murieron electrocutados mientras limpiaban la cocina de un local de la cadena estadounidense de comida rápida McDonald’s en Lima, informó este lunes la policía peruana.

Los trabajadores, un muchacho de 18 años y una muchacha de 19, fallecieron la madrugada del domingo cuando limpiaban la cocina del local en el distrito limeño de Pueblo Libre.

“Estamos investigando el caso, un grupo de peritos de criminalística está (ahora) en el local para constatar la situación”, dijo a la AFP una fuente de la Dirección de Criminalística de la policía.

Las víctimas son Carlos Campos y Alexandra Porras, quienes habían terminado recientemente la secundaria y trabajaban en el turno nocturno desde hacía seis meses en ese local de comida rápida.

Según la policía, la muchacha sufrió la descarga eléctrica cuando manipulaba una máquina de gaseosas. Su compañero intentó ayudarla, pero también fue alcanzado por la descarga.

“Queremos que investiguen cómo sucedieron las cosas”, dijo este lunes la madre del muchacho, Rocío Zapata, al canal público TV Perú.

No nos dan una versión específica, solo que fue una descarga eléctrica”, agregó mortificada.

La empresa operadora de McDonald’s en Perú lamentó lo ocurrido y anunció una investigación al respecto.

“Desde Arcos y Dorados queremos expresar nuestro profundo dolor por el fallecimiento de nuestros colaboradores. Estamos trabajando para que se determinen los detalles de lo que sucedió y aportaremos con todo lo que sea necesario en la investigación”, indicó la empresa en un comunicado.

“La policía ha realizado todas las diligencias. Y nosotros como empresa hemos cumplido con darles toda la información y el acceso a los espacios requeridos del establecimiento”, dijo a la prensa el representante legal de McDonald’s, Ricardo Elías.

La municipalidad de Pueblo Libre, un distrito de clase media de la zona norte de la capital peruana, clausuró el local por considerar que incumplía las normas de seguridad.