Trump lanza un plan masivo
Fotografía: AFP
Washington, EEUU.

El presidente estadounidense Donald Trump escribió personalmente a su homólogo sirio Bashar al Asad por el caso del periodista Austin Tice, secuestrado hace ocho años en Siria, reveló el viernes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

“El gobierno de Estados Unidos ha tratado repetidamente de abordar con funcionarios sirios la liberación de Austin. El presidente Trump escribió a Bashar al Asad en marzo para sugerir un diálogo directo”, dijo Pompeo en un comunicado en el octavo aniversario de la desaparición del periodista.

En marzo, Trump dijo que Estados Unidos había “escrito una carta” a las autoridades de Damasco, sin precisar que se trataba de una carta personal suya a Asad, cuya partida del poder reclama Washington.

También dijo entonces no saber si Austin Tice estaba con vida.

Trump emitió luego su propio comunicado, en el que señaló que “a principios de este año, le pedí al gobierno de Siria que trabajara con nosotros para encontrar y devolver a Austin. Nuevamente pido a Siria que nos ayude a traerlo a casa”, dijo Trump.

“La familia Tice merece respuestas”, agregó. “No relajaremos nuestros esfuerzos hasta que traigamos a Austin a casa”.

Se ha divulgado poca información del secuestro que tuvo lugar el 14 de agosto de 2012 cerca de Damasco, cuando el fotoperiodista independiente Austin Tice, entonces de 31 años, trabajaba para el grupo McClatchy, The Washington Post, CBS, Agence France Presse (AFP) y otros medios.

En 2018, Washington ofreció una recompensa de un millón de dólares por cualquier información que permita encontrar el rastro de Tice.

Y lace un año, el gobierno estimó que aún estaba con vida. Su madre, Debra Tice, señaló en enero tener “información creíble” en ese sentido, aunque sin dar mayores detalles.

El periodista apareció en un video en septiembre de 2012 con los ojos vendados. Pero se desconoce la identidad de sus captores en Siria.

“Nadie debería dudar del compromiso del presidente para traer a casa a todos los ciudadanos estadounidenses tomados como rehenes o detenidos injustamente en el extranjero. Esta determinación es más fuerte que nunca cuando se trata de Austin Tice”, señaló Pompeo, quien dijo esperar “que un comunicado como este no sea necesario dentro de un año”.