Pemex
Fotografía: EFE
Ciudad de México, México.

El director general de Pemex, Octavio Romero, anunció este martes que los nuevos campos que está desarrollando la empresa estatal entrarán en fase de producción esta semana, lo que contribuirá al repunte de la extracción de crudo.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Romero aseveró que en la actual Administración, iniciada el 1 de diciembre de 2018, “se detuvo la caída (de producción) y hay un ligero repunte en estos días“.

Refirió que en noviembre del año pasado la producción era de 1.7 millones de barriles diarios, con una tendencia muy fuerte de “declinación”.

“En enero estábamos en 1.626 millones de barriles diarios. A partir de enero y hasta hoy se ha venido dando un incremento en la producción y en promedio en estos 24 días de septiembre ya andamos en 1.715 millones de barriles”, expuso.

Indicó que el pronóstico es llegar a diciembre con un promedio estimado de 1.778 millones de barriles diarios. “Estamos previendo que para finales de diciembre estemos por arriba de 1.8 millones de barriles y con esa producción iniciar el próximo año“, abundó.

A este aumento se espera que contribuyan los 22 nuevos pozos que Pemex está desarrollando, que empezarán a entrar en producción en los próximos días, dijo.

A finales de septiembre, es probable que a fines de esta semana, entre un pozo del campo Xiquin, el Xiquin 22; en octubre el Cibix 1; en noviembre entra otro pozo de Cibix, otro de un campo que se llama Valeriana, otro de uno que se llama Quesqui en Tabasco”, refirió.

Y en diciembre, dijo, se espera que entren en producción “varios pozos de varios campos, y nuevos pozos del campo Ixachi, que es el campo más importante de los 22; es un campo gigante”.

Asimismo, dijo que este 2019 por primera vez en 15 años habrá un incremento en las reservas 1P (probadas) y 2P (probadas probables), gracias a “la actividad exploratoria y de la buena suerte, porque hemos tenido buenos descubrimientos”.

En las reservas 2P habrá un incremento de 2,000 millones de barriles y en las 1P de 200 millones, dijo, y añadió que “la idea es que año con año se vayan incrementando las reservas de manera que al término de la presente Administración (2024) la reserva 1P esté en el orden de los 8,800 millones de barriles”, acotó.

Por su parte, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, señaló que Pemex está invirtiendo 12,500 millones de pesos en el mantenimiento y rehabilitación en las seis refinerías existentes en el país, que estaban “muy descuidadas”.

Precisó que en diciembre de 2018 las refinerías tenían un rendimiento de 507 mil barriles diarios de procesamiento, equivalente a 32 % de la capacidad total.

“Poco a poco fuimos elevando la carga hasta llegar a septiembre. La semana pasada teníamos 814,000 barriles por día de procesamiento, que es un 52 %”, puntualizó.

A su vez, López Obrador reiteró sus señalamientos sobre el estado en que su Administración recibió a la petrolera estatal.

“Había el propósito deliberado de arruinar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad, un plan perverso”, apuntó.

Dijo que como parte de esa estrategia de la Administración pasada “entregaron toda de la Cuenca de Burgos para la exploración y explotación de gas”.

“Con el engaño de que iba a aumentar la producción de gas entregaron un contrato jugosísimo a la empresa española Repsol. No hubo más producción de gas, pero se llevaron miles de millones de pesos en esos contratos. Buen negocio para las empresas, mal negocio para la nación”, declaró el mandatario.