Ciudad de México, México.
La Fiscalía General de Justicia (FGJ) de Ciudad de México difundió este martes el retrato robot de la mujer que se llevó del colegio a Fátima, la niña de 7 años que apareció el sábado asesinada en una bolsa de basura tras días desaparecida.

La madre de la niña se demoró en ir a buscarla al colegio y, según demuestran varios videos de cámaras de seguridad, otra mujer recogió a la menor del centro educativo.

Según el retrato difundido por la FGJ, se trata de una mujer de “entre 42 y 45 años de edad” y de 1,55 a 1,60 metros de estatura de “complexión mediana, tez morena clara, cabello largo lacio, cara redonda, ojos pequeños, nariz recta, boca mediana y mentón oval”.

Mientras el retrato era difundido, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, daba una conferencia de prensa para explicar que se mejorarán los protocolos de recogida de menores en los colegios, que ya contemplaban que el menor debía ser recogido por sus tutores o por alguien autorizado con una credencial.

Claudia Sheinbaum reconoció que no está claro que el protocolo se respetara y dijo que hay vídeos en manos de la fiscalía de cuando la mujer recoge a la niña del centro educativo.

“La propia Secretaría de Educación Pública, a través de sus directores y de la autoridad educativa federal, serán quienes puedan hacer una alerta AMBER directa con la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (Fipede), independientemente de que se presente la denuncia penal o no”, explicó Sheinbaum.

La alerta AMBER es un protocolo de aviso internacional que se aplica con menores desaparecidos y que consiste en la difusión masiva de las fotografías e información personal.

Hasta ahora, si nadie autorizado acudía a por un menor a la salida de la escuela, el centro debía avisar a la fiscalía especializada, ubicada en la céntrica colonia (barrio) Doctores, para trasladar allí al niño, pero ahora, reveló Sheinbaum, se ha “habilitado a las otras fiscalías para que faciliten esta operación y no sea tan complicado”.

La jefa de Gobierno reconoció que tiene que “fortalecer en todos los sentidos la atención a los niños y niñas violentados y también a las mujeres”, aunque aseguró que están haciendo todo lo que está en sus manos para protegerlas.

Este martes, decenas de mujeres se manifestaron a las puertas de Palacio Nacional y pintaron su fachada con proclamas para pedir justicia por la niña asesinada y para acabar con los feminicidios, unas protestas desaprobadas por Sheinbaum porque le gustaría que hubieran sido “más pacíficas”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también se pronunció en consonancia con el discurso de Sheinbaum durante su conferencia matutina, mientras a las afueras del Palacio Nacional se llevaban a cabo esas reivindicaciones.

“Quienes protestan tienen todas las garantías para hacerlo, es un derecho, una libertad”, dijo, pero recalcó que las manifestaciones deben ser “pacíficas” porque “no se puede enfrentar la violencia con violencia”.