Desempleo en México
Fotografía: EFE/Mario Guzmán /Archivo
Ciudad de México, México. 

El desempleo en México aumentó en junio hasta el 5.5 % de la Población Económicamente Activa (PEA) en un mes en el que 5.7 millones de personas se incorporaron al mercado laboral gracias a la reapertura parcial de la economía, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo, la tasa de desocupación pasó del 4.2 % de mayo al 5.5 % en junio, hasta un total de 2.8 millones de personas, un dato mayor al mismo mes del año pasado, cuando la tasa era del 3.6 %.

No obstante, el Inegi detectó “una primera recuperación de la ocupación y el empleo en junio respecto al mes previo, principalmente impulsada por la reapertura gradual de los negocios y empresas en actividades económicas no esenciales” durante la pandemia de COVID-19.

Y es que la Población Económicamente Activa (PEA), aquella mayor a 15 años que trabaja o que busca un empleo, aumentó del 47.4 % en mayo al 53.1 % en junio.

De acuerdo con la encuesta, la PEA se amplió en 5.7 millones de personas. De estas, 4.8 millones encontraron empleo y otras 901 mil comenzaron a buscar trabajo.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para ofertar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, alcanzó 20.1 % de toda la ocupada, inferior al 29.9 % reportado en mayo pero muy superior al 7.6 % de junio del año pasado.

Las personas en la economía informal alcanzaron los 25.6 millones, lo que representa el 53 % de la población ocupada en junio, mayor al 51.8 % de mayo.

El Inegi considera empleadas a las personas mayores de 14 años que trabajan al menos seis horas a la semana y en cualquier puesto.

En junio, el 13.2 % de la población ocupada se dedicó al sector primario, el 23.4 % al sector secundario y el 63.1 % al terciario, mientras que el 0.4 % restante no se especificó.

México, que acumula 449 mil 961 contagios y 48 mil 869 decesos de COVID-19, cerró a finales de marzo la economía no esencial y recomendó a la población permanecer en casa, hasta que en junio inició una reapertura gradual de la economía.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha reportado la pérdida de más de 1 millón de empleos formales de marzo a mayo por la pandemia.