mosquito de dengue
Fotografía: EFE/EPA/ Referencial
Guadalajara, Jalisco. 

La lucha contra la COVID-19 afectó la batalla contra el dengue, ya que durante la Jornada de Sana Distancia no se realizó el control larvario dentro de los hogares, reconoció Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE).

El control larvario consiste en cuatro acciones: eliminar larvas en criaderos, rociado residual, también en domicilios, además de nebulización y termonebulización principalmente en vías públicas, aunque el resto tuvo cobertura, al no acudir a las viviendas, los indicadores generales bajaron en abril y mayo.

Las autoridades estatales han estado comprando insecticidas, al igual que a nivel federal, por un equivalente a 287 millones de pesos, sumado a los remanentes del año anterior.

Además el gobierno va a gastar 192 millones de pesos adicionales en la compra de más insecticida.