250 personas vestidas en su mayoría de color morado, silenciosas, marcharon desde el Instituto Cultural Cabañas, la plaza Tapatía hasta la llegar a la plaza de la Liberación. Era la Marcha del Silencio que en su cuarta edición trajo a la memoria los casos de las personas que fallecieron recientemente de la comunidad LGBT, o fueron víctimas de crímenes de odio en Jalisco y en México. Karina Velasco de la Red Universitaria por la Diversidad Sexual junto con otros oradores, celebraron que en Jalisco el Congreso del Estado haya declarado al 17 de mayo como Día Estatal de la Tolerancia, la Aceptación y el Respeto a las Preferencias Sexuales. Sin embargo, aseguraron, hace falta que se divulgue masivamente este tipo de declaratorias.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here