Mónica García, presidenta del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, California, cuenta su propia historia que es como la de muchos mexicanos. Sus padres migraron a los Estados Unidos y logró completar sus estudios universitarios con muchos sacrificios. Como funcionaria pública habla de las necesidades educativas de los migrantes mexicanos en Los Ángeles.