El relator especial de la ONU sobre el derecho a una alimentación adecuada, el austriaco Olivier De Schutter, de visita en México, eligió el caso de Temacapulín para documentar las violaciones a la legalidad y los derechos humanos que el gobierno mexicano está perpetuando al imponer la construcción de la presa El Zapotillo.
Primero conoció Talicoyunque, el predio donde la Comisión Estatal del Agua pretende crear un nuevo centro de población para reubicar a más de 600 personas tras la inundación de sus tierras. Luego, al conocer el poblado amenazado: sus casas, desarrollo urbano, productos alimenticios de la zona y la producción agrícola que sostiene a las familias, aseguró que “si desplazan a Temacapulín se cometería un genocidio”.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here