Monroe, Georgia.

Quentin Moses perdió la vida junto a su familia  en un incendio que consumió su domicilio en la ciudad de Monroe en Georgia. El ex jugador de los delfines de Miami vivía junto a su esposa, Andria Godard y la hija de ésta.

Moses tenía 33 años y se había retirado de la NFL desde el 2012, actualmente desempeñaba el cargo de entrenador asistente en la Universidad de Reinhardt.

Además del futbol americano, en el baloncesto profesional hubo otra muerte, y se trata del pivote brasileño Fabricio Melo, de 26 años que fue encontrado sin vida en su casa de Minas Gerais.

El basquetbolista jugaba para la liga Brasileña para el equipo Athletico Paulista donde era considerado un ídolo de la afición. 

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here