El mal chiste llamado Huracán “Patricia”, los pocos triunfos, la baja cosecha de puntos y la nula posibilidad de calificar, le han restado sabor a este clásico tapatío. Así lo percibe la afición.

El encuentro pospuesto entre Atlas y Chivas se jugará este miércoles, en semana de fecha FIFA sin otros encuentros que lo enmarquen. Sin embargo, para el novato director técnico rojinegro, Hugo Castillo, esto no es factor para que se pierda la esencia, pues comentó que “sigue siendo el clásico, hay cosas en juego, los tres puntos son importantes para los dos, por tema de promedios y terminar mejor ubicados, después está el orgullo, la gloria de cada institución, eso no deja de ser menos, así se llega y no lo puedo cambiar, pero no creo que esté devaluado el clásico, somos vecinos y los dos queremos ganar”.

El clásico más antiguo llega en un momento crítico para ambos conjuntos. La baja cosecha porcentual pega en el cociente de los rojiblancos que no pueden olvidarse de que están cerca de la hoguera. Mientras que Atlas, pese a que se ha recuperado en dos años de ese fantasma, no puede darse el lujo de terminar el torneo con tan baja cosecha, ya que de ganar sus dos partidos restantes llegaría a 23 puntos.

Rojiblancos y rojinegros se verán las caras en un marco extraño, pero con un orgullo intacto. 

Compatriotas en la cancha 

Dos argentinos se toparán en la cancha del Jalisco, ambos con ideas futbolísticas similares, con una misma pasión. El mismo Misionero Castillo manifestó su respeto hacia su paisano que dirige a Chivas.

“Matías lo conozco, me consta que es una gran persona y pueden averiguar donde quieran, es un gran tipo… Hablar de fútbol con Matías Almeyda para mí es enriquecedor, todas las experiencias que tiene son muy ricas y lo conocí acá, pero tenemos muchos amigos en común y siempre tuve buenas referencias de él como persona”, dijo Hugo Castillo.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here