Leones Negros no encontró la fórmula para descifrar a un efectivo Zacatepec que los doblegó 2-1 en partido correspondiente a la Jornada 3 del Ascenso MX.

Un intenso inicio de juego en el que los Cañeros lograron marcar un par de anotaciones, suficientes para superar a los ‘Melenudos’ que no alcanzaron a remontar la desventaja tempranera que protegieron a toda costa los locales para quedarse con los tres puntos.

Desde el arranque del juego, los Albiverdes, comenzaron a taladrar la defensiva tapatía y tras un par de avisos en la puerta felina; Arturo Alvarado abrió el marcador a los 15 minutos de juego, cuando encontró un balón retrasado y definió entre el tráfico de piernas que había dentro del área.

El propio Alvarado se convirtió en pesadilla, cuando dos minutos después con una jugada individual eludió a un par de rivales, ingresó al área y sirvió el balón a la altura del área chica, donde apareció Jesús Lara para empujarlo al fondo de la red y aumentar la ventaja de los morelenses.

Fueron 20 minutos, en los cuales UdeG intentaba acomodarse al complicado campo del Estadio Agustín ‘Coruco’ Díaz, tiempo suficiente para que Zacatepec pegara en dos ocasiones, con dos minutos de diferencia y modificara todos los planes de los universitarios.

Con el 2-0 en contra, desde la banca universitaria, Daniel Guzmán comenzó a modificar el parado de su equipo haciendo ingresar de cambio a Héctor Reynoso desde el minuto 22, lo que estabilizó a los Leones Negros que comenzaron a adaptarse mejor a las condiciones del encuentro.

Tras una pausa para la rehidratación a la media hora de juego, los universitarios se acercaron con mayor peligrosidad al área rival, generando un par de ocasiones al minuto 37 y 41 en el que los delanteros universitarios, Juan Luis Anangonó y Pablo Olivera cayeron dentro del área, acciones ante las que ni se inmutó el árbitro central Mario Humberto Vargas Mata.

Tras el descanso, la reacción de los visitantes no tardó en llegar y al minuto 48 llegó el descuento en un tiro libre delante de medio campo que Jorge Mora envió al área, donde Anangonó remató de cabeza y envió el esférico al fondo de la redes para recortar distancias en el marcador.

Con prácticamente todo el segundo tiempo por delante, Leones Negros adelantó líneas en busca del empate, contando con algunas ocasiones que contuvo el arquero rival, Juan Roldán; ante el constante asedio de UdeG el técnico de Zacatepec replegó a sus jugadores y optó por el orden defensivo durante los últimos 30 minutos del juego, y a la espera de un contragolpe para definir el juego.

Entonces el tráfico en la zona de creación de la visita aumentó, complicando la generación de peligro de parte de los tapatíos, aunado a las constantes faltas realizadas por los Cañeros en los últimos minutos, que les generó 4 cartones de amonestación de parte del juez Vargas, quien permitió la perdida de tiempo que transcurría cada que el balón se detenía.

Así se agotaron los últimos del encuentro, en los que los ‘Melenudos’ tuvieron la última oportunidad del juego en un cabezazo de Jonathan Quintero que se fue apenas por un lado de la portería rival, frustrando el empate de la visita.

Tras el silbatazo final, el jugador de Zacatepec, Néstor Olguín, quien al minuto 81 había sido amonestado por una agresión en el suelo sobre Jorge Mora, nuevamente provocó al volante de Leones Negros, lo  que generó un pequeño conato de bronca que derivó en la expulsión de ambos jugadores.

 

La segunda derrota de UdeG en el Apertura 2015, deja a Leones Negros con 8 puntos, igualado con otros tres equipos, incluidos los Cañeros; pero ser la mejor ofensiva del campeonato y una diferencia de goles de +6, mantiene a los universitarios en el séptimo lugar de la Tabla General.

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here