Con dos goles del argentino Paulo Dybala y un remate de cabeza por parte de Giorgio Chiellini, la Juventus sepultó al Barcelona en el partido de ida de cuartos de final de la Champions League.

La defensa sólida de la Vecchia Signora di Calcio y sus ataques efectivos por las bandas, lograron consolidar la victoria y obtener su pase más que asegurado al partido de regreso, la cual se jugará el miércoles 19 de abril.

La remontada no acompañó al Barcelona en este encuentro, escuadra que no logró consolidar una jugada de peligro ante las estrellas de Turín que con un gol anulado por fuera de lugar, lograrón defender su portería manteniéndola intacta frente a un Messi y un Neymar tibios.