Guadalajara, Jalisco.

Los Diablos Rojos del Toluca dieron la voltereta en el juego de ida por los Cuartos de Final de la Liguilla por el título, al venir de atrás en el marcador e imponerse en su casa, en el estadio Nemesio Diez, por marcador de 2-1 ante Monarcas Morelia, en un duelo que vino de menos a más en cuanto a emociones e intensidad se refiere.

El primer tiempo no fue de un duelo digno de Liguilla, sin dinámica ni llegadas por parte de los dos conjuntos, pero fue hasta la segunda mitad cuando las acciones del encuentro mejoraron.

Monarcas se puso en ventaja gracias a un penal sancionado al minuto 66’, y que el peruano Raúl Ruidíaz convirtió, engañando al arquero en la ejecución.

Cuando todo indicaba que Monarcas se llevaría a Morelia la ventaja del gol de visitante, en el tiempo añadido llegó el empate por cuenta de Fernando Uribe, mientras que Pablo “Pitu” Barrientos consiguió darle el gol del triunfo, cuando se jugaban cuatro minutos de tiempo de reposición.

Esto dijeron los técnicos de ambos conjuntos: Hernán Cristante por Toluca y Roberto Hernández por Monarcas.