Uruguay inició este lunes los entrenamientos para enfrentar a Brasil y Perú por la clasificatoria, con la mayoría de su plantel en el gramado, aunque la presencia de Luis Suárez después de casi dos años de ausencia por sanción fue la imagen excluyente de la jornada.

El delantero del Barcelona se mostró distendido y bromeó con sus colegas durante los ejercicios en espacios cortos que marcaron esta primera jornada de práctica para los partidos que le esperan a los dirigidos por Oscar Tabárez: ante Brasil en Recife (nordeste) el 25 de marzo, y ante Perú, de local, el 29.

El artillero vuelve tras nueve fechas de suspensión impuestas por la FIFA por morder al italiano Giorgio Chiellini durante el Mundial de Brasil 2014.

Los celestes desarrollaron una jornada de calentamiento y luego ejercicios en espacios reducidos con retención de pelota y pases en corto, constataron periodistas de la AFP.

La enfermería uruguaya

Más allá de que contará con Suárez en un gran momento y con Edinson Cavani, del PSG francés para completar una poderosa delantera, Tabárez tiene el desafío de llenar espacios difíciles de completar en la retaguardia ‘charrúa’ por una insólita acumulación de lesiones y sanciones.

Es que un nubarrón negro parece sobrevolar los días de la selección uruguaya.

Como si perder a Diego Godín (Atlético de Madrid, España), el capitán de la selección, por lesión muscular, no fuera suficiente para los dirigidos por Oscar Tabárez, desde el viernes se sumaron tres nuevas bajas.

Primero, la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) anunció que Emiliano Velázquez (Getafe/España) quedaría fuera de la fecha del clasificatorio sudamericano pues en el partido del viernes entre Getafe y Eibar el futbolista “sufrió una lesión muscular en el músculo isquiotibial de miembro inferior derecho”

En su lugar el DT celeste incluyó en el plantel al defensa del Nacional local Mauricio Victorino, de buen rendimiento en los últimos partidos de los tricolores.

Pocas horas después, los hinchas celestes se enteraban de una lesión similar del compañero de zaga de Godín en el Atlético de Madrid, José María Giménez, tras un nuevo comunicado que sonó como un dramático eco del anterior para la afición celeste, que sabe lo que significa un partido contra el poderoso Brasil.

Para completar el funesto panorama, el lateral Mathías Corujo, de la Universidad de Chile, fue operado de apendicitis el sábado lo cual lo deja fuera también de la doble fecha de eliminatorias hacia Rusia 2018.

Tabárez convocó en su lugar al central Diego Polenta, capitán del Nacional local quien se mostró movedizo en los entrenamientos este lunes en el Complejo Celeste, lugar de entrenamiento de los seleccionados locales en el departamento de Canelones, al este de Montevideo.

Con Maximiliano Pereira, también lateral en el Porto de Portugal imposibilitado de jugar por acumulación de amonestaciones, la apuesta de Uruguay parece ser a la delantera que contará con sus máximas estrellas jugando juntas por primera vez en el premundial, con Cavani y Suárez.

Uruguay viajará el miércoles a Recife, según el plan entregado por la AUF.

Uruguay corre segundo en el certamen detrás de Ecuador, que tiene puntaje perfecto de 12 unidades.

 

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here